OPAS y Faeca critican el rechazo de la UE al almacenamiento privado y cuestionan el peso político de España

UPA-A insta a seguir trabajando en la concentración del sector y en regular las prácticas abusivas de la distribución

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA en Andalucía junto a la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) han criticado este miércoles el rechazo de la Comisión Europea a proponer la activación de las ayudas a los productores para el almacenamiento privado de aceite de oliva que reclama España porque considera que no se dan las condiciones que fija la Unión Europea para activar esta medida de intervención, y han cuestionado la falta de peso específico de España en Bruselas.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Asaja-A, Ricardo Serra, ha apuntado que esta negativa viene a "confirmar los peores temores" y es que "o el Gobierno incrementaba la presión o este mecanismo no salía adelante" porque "a la ministra la estaban engañando o no estaba contando la verdad".

"Mi pregunta es si la ministra, además de las razones existentes, no tiene el peso o la capacidad política para hacer que las cosas cambien", ha subrayado, ya que "si la Comisión pretende reforzar los mecanismos de gestión de mercado y una de las medidas, aunque no sea la panacea, pero sí tiene su importancia, es el almacenamiento privado, es decir, si la propia Comisión está dando argumentos para pedirlo, hay que preguntarse qué está pasando: o no le están haciendo ningún caso o no está haciendo la presión suficiente".

Según Serra, esta situación "no se arregla sólo con buenas palabras" sino "con una posición firme en Bruselas que defienda los intereses del sector". Así, el presidente de Asaja-A ha señalado que la impresión es que en Bruselas "no se toman en serio" la situación del olivar.

Por su parte, la organización agraria COAG-A ha considerado, en una nota, que el nuevo desplante de la UE a la activación del almacenamiento privado de aceite de oliva es un "ninguneo" al sector agrario español y ha pedido la intervención directa del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante la "falta" de peso específico de España en el seno de la UE.

Además, COAG-A ha señalado que esta postura del Comité de Gestión contrasta con la "agilidad" con que se atienden las peticiones procedentes de países con mayor capacidad de influencia, como Alemania o Francia. Así, ha visto "especialmente incomprensible y sorprende" esta situación después de que el Consejo de Ministros de Agricultura se pronunciara el pasado 18 de marzo a favor de la activación del almacenamiento, con el apoyo explícito de todos los países productores: Chipre, Grecia, Portugal, Francia, Polonia e Italia, y sin que ninguno de los 20 estados restantes se manifestara en contra.

Esta organización agraria se pregunta a qué oscuros intereses responden el comisario, Dacian Ciolos, y el Comité de Gestión, de ahí que reclame al Gobierno español una intervención al máximo nivel, dejando claro que, si bien no se alcanzan los niveles que activan de forma automática el almacenamiento, "sí es evidente que existe una perturbación en el mercado del aceite de oliva, que justifica la puesta en marcha de este mecanismo".

Por su parte, el secretario general de UPA-A, Agustín Rodríguez, ha apuntadoa Europa Press que el argumento de Bruselas sigue siendo el mismo y hasta que los precios no estén por debajo de la referencia de activación del mecanismo, éste no se activará.

Si bien, ha destacado que la no activación de este instrumento no supone que "se dejen de hacer otras cosas". "El almacenamiento privado es un instrumento positivo, pero coyuntural", por lo que además de seguir pidiéndolo "hay que trabajar en otras cosas", como son, la concentración de la oferta, la regulación de las prácticas abusivas de la gran distribución, la intensificación de la promoción, la negociación de precios dotando de competencias a las interprofesionales, la regulación de contratos homologados y la puesta en marcha del código de buenas prácticas.

Ante esta situación, Rodríguez ha mostrado su preocupación porque a la ministra del ramo, Rosa Aguilar, y a la consejera, Clara Aguilera, "le haya venido bien" la petición a Bruselas "para que sólo se mire hacia la UE y no se mire hacia lo que tienen hacer tanto el MARM como la Consejería"

"El MARM debe hacer sus tareas, como es la Ley de Calidad Agroalimentaria y dotar de competencias a las interprofesionales, algo que no están haciendo porque todo el mundo mira a Bruselas, e igual pasa con la Consejería, que también debe hacer lo que le compete".

Por último, el director gerente de Faeca, Rafael Sánchez, considera "absolutamente negativa" esta negación de Bruselas y una "tomadura de pelo" la decisión de la UE y ha indicado que esta situación revela que "se está gestionando francamente mal" la petición.

"La decisión del Comité de Gestión demuestra que en este sector estamos solos en la Unión Europea y también demuestra que no tenemos el suficiente peso político en Bruselas", ha subrayado a Europa Press.

Ante esta situación, Sánchez ha pedido la intervención del Gobierno al máximo nivel, una vez que se ha visto que la intervención de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino no ha sido suficiente.

"Las negociaciones en Bruselas son siempre al más alto nivel y la presión no ha sido suficiente, además al resto de países le preocupa menos este problema que sólo afecta a España", ha aseverado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento