Artur Mas se equipara con el rey en su derecho a votar en cualquier consulta o referéndum

El Rey y el presidente de la Generalitat, Artur Mas.
El Rey y el presidente de la Generalitat, Artur Mas.
EFE / ARCHIVO

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha equiparado este miércoles con el rey para reivindicar su "derecho a votar" en cualquier referéndum o consulta, como la del pasado 10 de abril en Barcelona.

En la sesión de control parlamentario al presidente catalán, Mas se ha visto asediado por dos flancos: mientras que ERC y Solidaritat Catalana per la Independència (SI) buscaban pruebas de su supuesta tibieza en defensa de la causa soberanista, el PPC le atacaba por haber votadoa la independencia en la consulta de Barcelona.

La crítica más vehemente ha procedido de la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, que ha acusado a Mas de actuar con "irresponsabilidad", sin "sentido común ni sentido de Estado", y de "jugar con fuego" al acudir a votar en la consulta independentista. "A partir de este momento, usted no representa la pluralidad de los catalanes. Representa a una minoría que quiere independizarse del resto de España. Pero a mí usted ya no me representa", le ha espetado Sánchez-Camacho, que ha sacado de sus casillas a Mas.

En la réplica, el presidente catalán ha acusado a Sánchez-Camacho de expresarse como si estuviese ya "en plena campaña electoral" y ha defendido, visiblemente enojado con su interlocutora, su derecho a participar como todo ciudadano en cualquier consulta popular.

"Yo, además de presidente de la Generalitat, soy un ciudadano de este país. Y como ciudadano tengo todo el derecho de ir a votar, como el Rey si un día va a votar en un referéndum, y es el jefe del Estado. ¿Me entiende? Exactamente igual. O como el presidente del Gobierno español cuando un día va a votar en un referéndum, esté o no de acuerdo el conjunto del pueblo español", ha argumentado.

"Tengo todo el derecho del mundo y ustedes este derecho no me lo quitarán. ¿Me entienden?", ha remachado el presidente catalán. En el otro extremo, el diputado de SI Uriel Bertran ha instado a Mas y al grupo parlamentario de CiU a permitir la tramitación de su proposición de ley independentista, que se votará esta tarde, y a no alinearse con el "bloque españolista" de PSC, PPC y Ciutadans, que han planteado enmiendas a la totalidad.

Sin salirse de su discurso habitual, Mas ha justificado la abstención de CiU en este tema, que impedirá la tramitación de la ley, con el argumento de que, al aplicar el derecho a decidir, hay que buscar temas que reúnan "mayorías sociales muy amplias", no temas que dividen el país, como la independencia de Cataluña.

Además, ha recordado que CiU no proponía la independencia en su programa electoral, por lo que sería "incoherente" apoyar ahora una propuesta como la de SI. Para acabar de desacreditar a Bertran, Mas ha ironizado avisando de que si quiere recabar una "mayoría importante" en el país a favor de la independencia, primero SI debería "dar ejemplo de una cierta unidad dentro de su grupo": Joan Laporta, que rompió hace pocas semanas con sus tres excompañeros de escaño, asentía con una sonrisa en los labios.

Por su parte, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, ha invitado a Mas a ser "consecuente" con su voto favorable a la independencia, en la consulta del domingo, y apostar por esta vía si no se sale con la suya en la negociación del pacto fiscal con el Gobierno español. Mas ha animado a ERC a "convencer" al PSC en favor del pacto fiscal y se ha mostrado dispuesto a cambiar esta denominación del sistema de financiación que quiere para Cataluña, y que Puigcercós define directamente y sin tapujos como concierto económico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento