El escenario del CBGB
El interior del CBGB tras su cierre, con el escenario al fondo.

La dirección era tan importante que no necesitabas agenda. La llevabas tatuada en la memoria.: 315 Bowery y Bleecker Street. Si estabas en Nueva York, tenías que ir al CBGB.

Durante las décadas de los setenta y los ochenta era el garito más eléctrico de la ciudad. El punk y la new wave de Nueva York (también la no-wave, su versión más radical) nacieron y se criaron entre aquellas paredes.

Los Ramones, Blondie, Television, Patti Smith, Talking Heads, The Cramps, Mink De Ville... Todos tocaron en el CBGC. Todos aplaudieron a los demás como público, todos utilizaron (y quizá ayudaron a decorar con un grafiti) las letrinas más famosas de la historia del rock.

El CBGB -las siglas significaban Country, Bluegrass y Blues, pero pronto se convirtieron en marca- fue fundado en 1973 por el empresario Hilly Kristal. En el local de al lado, en el número 313, estaba la cantina, que funcionaba como cafetería y tienda de discos asociada al club. Luego se transformó en la CBGB Gallery.

Los negocios cerraron en 2006 tras problemas entre el dueño y la comunidad de propietarios. Muchos de los músicos que habían crecido en el local montaron una campaña para que fuese declarado bien de interés cultural, pero el mercado inmobiliario impuso su ley.

El Ayuntamiento tampoco cumplió con su promesa de abrir una zona peatonal en el callejón trasero.

Tienda 'chic' y galería de fotos

En el 315 abrió una tienda el modisto chic John Varvatos y en el 313 se estableció la galería Morrison Hotel, especializada en fotos de música. Ambas empresas prometieron que intentarían presevar el espíritu creativo y artístico del club.

Un gran consorcio de bienes inmuebles, Cushman & Wakefield, anunció este miércoles que el local del 313 está en alquiler. Un portavoz de la firma declaró que sólo recibirán ofertas, "sean de restaurantes o tiendas, que sepan apreciar la historia del local y el Bowery".

El barrio, en la parte sur de Manhattan, se ha convertido en los últimos años en un lugar de moda y los precios de los locales, tanto en venta como en alquiler, se han disparado.

El último concierto en el CBGB se celebró el 15 de octubre de 2006. Patti Smith era la artista anunciada, pero sobre el escenario se le unieron Flea (Red Hot Chili Peppers, que cumplía 44 años ese día) y Richard Lloyd (Television). La cantante recordó a los tres miembros de los Ramones muertos para entonces, el cantante Joey, el bajista y compositor principal Dee Dee y el guitarrista Johnny.