'Dánae y la lluvia dorada'
Óleo de pintor Adolf Ulrik Wertmüller, pintor sueco del siglo XVIII, que representa a Danae recibiendo a Júpiter en forma de lluvia de oro Adolf Ulrik Wertmüller - National Museum

El retrato de una monja orante tiene otro cuadro que lo complementa: la religiosa vista desde atrás mostrando las nalgas.

En 2011 la sola visión de un culo puede provocar risa, ser una ofensa, causar vergüenza, escándalo, asombro, tensión... Hay temas tan antiguos como el mundo que sin embargo no se miran con indiferencia por mucho que transcurran siglos.

La sexualidad, el vicio y la lujuria son de esos hot topics (nunca mejor dicho) con los que a todos se nos activan las antenas.

El Nationalmuseum de Estocolmo expone en Lust & Last (Lujuria y vicio) más de 200 obras, del siglo XVI hasta ahora, que muestran cómo la sexualidad, la virtud y la moral han cambiado a lo largo de la historia.

La doble moral de la Iglesia, historias secretas de amantes... La exposición explora detalles de la historia del arte y de la humanidad con la lujuria como fondo: cómo los artistas se escudaban en mitos griegos para justificar la desnudez de los personajes, la doble moral de la Iglesia del Renacimiento, historias secretas de amantes en el siglo XVIII...

Además de permitir una reflexión cronológica sobre la forma en que determinados temas delicados han sido tratados por el arte, la muestra permite ver por primera vez los fondos completos de obras de temática erótica o sexual del museo sueco.

Hay escenas bucólicas, grabados explícitos, dioses hipnotizados por el deseo u obras fotográficas e instalaciones recientes que juegan al realismo sin sutilezas. También se exponen cinturones de castidad de una época en que la virtud femenina era tan obligatoria como para someter al cuerpo a la tortura del antihigiénico artefacto.

Lust & Last cuenta la historia de un asunto que siempre fue mucho más allá de la procreación.