Difícil situación en Abiyán
Unos costamarfileños llevan víveres por las desoladas calles de Abiyán. Luc Gnago / REUTERS

La situación humanitaria en la capital financiera de Costa de Marfil, Abiyán, es "alarmante", con incontables cadáveres por las calles, con barrios enteros sin agua ni electricidad y con escasez de alimentos, advirtió este viernes la ONU.

En el oeste del país, la situación no es mejor, y el portavoz de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, confirmó que, en total, se han hallado los cadáveres de 244 marfileños de la etnia gueré en la ciudad de Duekoué.

La ONU alerta de que podría faltar el agua potable desde el domingo en AbiyánLos muertos apoyaban al expresidente Laurent Gbabgo, y habrían sido asesinados "en violencias interétnicas" durante los días 28 y 29 de marzo cuando las fuerzas del presidente electo, Alassane Ouattara, tomaron el control de esa ciudad, dijo el portavoz.

Los últimos cien cuerpos fueron descubiertos las últimas 24 horas, lo que eleva la cifra total a 244 víctimas, agregó Colville, quien dijo que algunas de estas personas habían sido quemadas vivas.

"Abiyán, con cinco millones de habitantes, está amenazada por la falta de productos para el tratamiento del agua, lo que podría llevar a que el próximo domingo falte el agua potable", dijo, por su parte, Elizabeth Byrs, portavoz de la Oficina de ayuda humanitaria de la ONU (OCHA).  Mientras la lucha continúa y los fieles de Ouattara han cercado la residencia de Gbagbo.

No tenemos noticias de 3.000 malienses que llevan dos semanas encerrados en la embajada sin aguaAgregó que "muchos hospitales y clínicas simplemente han cesado sus actividades, y los que no han cerrado, no tienen suficientes doctores, medicinas ni otros materiales básicos".

Byrs indicó que la asistencia humanitaria en Abiyán es mínima debido a la falta de acceso y al peligro.

Por su parte, el portavoz de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), Jean-Philippe Chauzy, señaló que "no tenemos noticias de unos 3.000 inmigrantes malienses, entre ellos muchas mujeres y niños, que llevaban dos semanas refugiados en el sótano de la embajada de Mali, sin agua ni electricidad".

Algunas informaciones a principios de esta semana habían indicado que muchos de estos inmigrantes habían resultado heridos por balas o a machetazos en ataques llevados a cabo por hombres armados partidarios de Gbabgo.

La OIM también está preocupada por la suerte de unos 450 mauritanos que se refugiaron en su embajada en Abiyán.