Salvador Sostres
Salvador Sostres, el polémico periodista y tertuliano de Telemadrid. Archivo

Salvador Sostres, el polémico columnista y tertuliano de Telemadrid, ha vuelto a abrir un debate en Internet por el último artículo que publicó este miércoles. Bajo el título Un chico normal, el periodista excusaba la actuación del joven rumano de 21 años que estranguló a su pareja embarazada y mostró su cadáver por una webcam. El director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, junto con el responsable de elmundo.es, decidían retirarlo este jueves por la mañana del blog que Sostres tiene en el diario, llamado Guantánamo.

"Comparto muchas de las críticas al blog de Sostres de hoy. El director de elmundo.es también. Acabamos de retirarlo. Pedimos disculpas", escribía Pedro J. en su cuenta de Twitter. Sin embargo, el artículo sí ha salido publicado en la edición impresa del periódico, una situación que el director del medio justifica asegurando que "fallaron los controles".

Acabamos de retirarlo. Pedimos disculpas El propio Pedro J. explica el motivo de esta decisión: "Lo inaceptable del texto de Sostres es que utiliza la misma expresión -"violencia"- para un asesinato y el engaño y abandono en la pareja".

El columnista asegura que el joven que mató a su pareja en Torrejón de Ardoz es "un chico normal" y que es comprensible "que pierda el corazón y la cabeza, el sentido y el mundo de vista, si un día llega a casa y su chica le dice que le va a dejar y que, además, el bebé que espera no es suyo".

A pesar de que reitera que no justifica la actuación del joven, equipara la violencia del asesinato cometido por el chico a la de recibir la noticia de que V.M. quería dejarle: "Es atroz la violencia que el chico recibió al saber que iba a dejarle y que el niño que creía esperar no era suyo. No te causa la muerte física pero te mata por dentro".

Además, Sostres plantea la duda de si cualquier persona no reaccionaría de esa manera ante una situación como la que vivió la joven pareja: "¿Puedes estar seguro de que serías en todo momento plenamente consciente de lo que hicieras?".

"Lo bueno son las de 17 años, con el primer rasurado"

No es la primera vez que el escritor catalán desata la polémica. En noviembre de 2010, aprovechó los minutos previos a la emisión del programa Alto y Claro de Telemadrid para describir sus preferencias sexuales por las jóvenes. Dio la casualidad de que, además de una cámara grabando, había entre el público un grupo de niños que habían acudido de varios colegios.

Estas mujeres que aún no huelen a ácido úrico... este olor a santidad "Las chicas jóvenes, de 17 y 18 años, 19,  es ahí donde está la tensión de la carne, ese punto mágico", empezó a decir y continuó, jaleado por Alfonso Ussía que corroboraba: "Es ahí, es ahí". "Dragó se pasó con lo de los 13", siguió... momento en el que la presentadora del programa, Isabel San Sebastián, le recriminó que  estaba "enfermo". "Si te veo acercándote a mi hija, te mato, te mato", le dijo, a lo que Sostres contestó: "¿Cuántos años tiene?" "23", "Ah, es demasiado mayor. Estas mujeres que aún no huelen a ácido úrico... este olor a santidad, que parecen lionesas de crema, limpias, todo dulce... de primer rasurado, que no pica" y se relamía del gusto mientras Ussía reía. Los trabajadores de El Mundo enviaron en aquel momento un comunicado rechazando las declaraciones del columnista de ese diario.

Tras este incidente, Sostres volvió a aparecer en el programa de forma esporádica y no ha participado en ningún espacio de la cadena desde el pasado 17 de febrero, según confirmaron fuentes de Telemadrid a 20 minutos.

En 2006 acusó a Maragall de borracho y le acusó de haber propiciado cambios en el Govern movido por la "euforia etílica". Solo el perdón que por escrito Maragall presentó ante un notario, le evitó ser condenado por injurias.

Uno de sus episodios más controvertidos lo protagonizó tras la muerte de José Antonio Labordeta. En su blog, Sostres, que encabeza su bitácora con la frase: "Escribir es meterse en problemas", decía que "es muy lamentable que todos nuestros cantautores sean comunistas" o "todos esos inquietantes paisajes por los que Labordeta caminaba remiten al atraso, a lo ancestral, al tercermundismo de donde venimos" y concluía: "Su ruralismo de mochila y botas es precisamente lo contrario de lo que necesita España", zanjaba.

"Una mujer es su cuerpo"

Entre sus muchos escritos destacan dos temas principalmente, la independencia de Cataluña y la mujer. Bajo el título Una mujer es su cuerpo, Sostres realiza en agosto de 2010 afirmaciones tan contundentes como que "la belleza es una característica femenina tal como el talento es una característica masculina" o "la ropa interior no conjuntada esconde rasurados poco trabajados, una higiene dudosa, y ese aliento que huele a porro".

Sus opiniones sobre las diferencias entre las mujeres de ideología de derecha y las de izquierda tampoco dejan indiferente a nadie. "Hay una idea de orden y civilización que se desvanece cuando todo se descubre y ves un tanga verde y unos sujetadores amarillos, un hedor a ácido úrico que inevitablemente notas", a lo que añade que "en eso la derecha hay que reconocer que ha sido siempre más adecuada y limpia, más civilizada".