El juez decreta la libertad para los cuatro detenidos en relación a peleas de gallos

El titular del Juzgado de Instrucción numero 8 de Murcia, en funciones de guardia, ha acordado decretar la libertad para los cuatro detenidos en relación a peleas de gallos, aunque continúan imputados en un procedimiento por maltrato animal y se les ha impuesto la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en un comunicado.

El titular del Juzgado de Instrucción numero 8 de Murcia, en funciones de guardia, ha acordado decretar la libertad para los cuatro detenidos en relación a peleas de gallos, aunque continúan imputados en un procedimiento por maltrato animal y se les ha impuesto la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en un comunicado.

Estos cuatro individuos fueron detenidos junto con otras 130 personas en el transcurso de una operación llevada a cabo por la Policía Nacional, en la que han desmantelado un centro clandestino de apuestas donde se celebraban multitudinarias peleas ilegales de gallos. Los otros detenidos fueron puestos en libertad con cargos tras prestar declaración.

A las 134 personas detenidas se les imputa la comisión de delitos contra la flora y fauna, maltrato de animales domésticos y un delito de tenencia ilícita de armas de fuego. Los policías han intervenido, además, 200 animales utilizados para los encuentros y medicamentos para su dopaje.

Esta actividad ilegal se realizaba en una casa de campo de la pedanía de Sangonera la Seca, en Murcia, donde se efectuaban timbas con sumas elevadas, según informaron fuentes de la Policía Nacional en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero cuando los agentes detectaron cierto movimiento de personas y vehículos en las inmediaciones de una casa de campo. Todo apuntaba a que en ella se podían estar realizando actividades ilegales con animales domésticos.

Las gestiones practicadas permitieron identificar y localizar a los integrantes del clan familiar que se dedicaban a la organización de las peleas ilegales. Según las pesquisas, el 2 de abril se celebraría un campeonato de peleas a nivel nacional con gran afluencia de aficionados.

Los agentes desplegaron un amplio dispositivo especial para registrar la mencionada casa de campo y las dependencias destinadas a las apuestas.

Las investigaciones pusieron de manifiesto que los miembros del clan familiar que regentaban la finca eran los organizadores y promotores de estas peleas ilegales con gallos, mientras que la afluencia de personas era muy alta los fines de semana ya que era cuando se realizaban las apuestas más altas.

En muchos casos los animales morían en las peleas ya que les colocan unas espuelas o puyas que le producían heridas mortales, según las mismas fuentes.

Cámaras de vigilancia y barreras de acceso

Los agentes encontraron gran dificultad para llevar a cabo las investigaciones y la operación policial ya que en la finca donde realizaba la actividad ilegal tenía muchas medidas de seguridad en todo el recinto exterior. El lugar disponía de cámaras de vigilancia y distintas barreras en el camino de entrada que eran controladas por personas de la organización.

En la operación policial se han incautado 70.000 euros en efectivo, 200 gallos, material relacionado con esta actividad como, espolones, cuchillas, puyas, medicamentos para dopar a los animales, carteles anunciadores de las peleas, entradas, documentos acreditativos de las apuestas y un arma corta de fuego incautada a uno de los apostantes.

Los detenidos son de nacionalidades española, colombiana y ecuatoriana, y la operación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura de Policía de Murcia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento