TEPCO lanza al mar 11.500 toneladas de agua radiactiva procedente de Fukushima

  • La concentración de radiactividad de ese agua es cien veces mayor al límite legal, lo que consideran relativamente bajo.
  • El objetivo es hacer espacio para trasladar allí agua con mayor radiactividad.
  • Los operarios tratan de contener una filtración que se está produciendo desde hace días debido a una grieta de unos veinte centímetros en la planta.
Imagen de cuatro de los reactores de la central nuclear de Fukushima (Japón).
Imagen de cuatro de los reactores de la central nuclear de Fukushima (Japón).
REUTERS

La empresa japonesa Tokyo Electric Power (TEPCO), operadora de la planta nuclear de Fukushima, ha comenzado este lunes a lanzar al mar miles de toneladas de agua radiactiva de la planta nuclear de Fukushima (Japón) para facilitar las tareas de sus operarios, a los que la contaminación impide avanzar en algunas zonas.

La operación, que comenzó a las 19.00 hora local (12.00 del mediodía en la península), implicará arrojar en varias horas al Océano Pacífico hasta 11.500 toneladas de agua procedente de depósitos especiales y del sótano de los reactores 5 y 6, los únicos de las seis unidades de la central que están por ahora controlados.

Ese agua excede 100 veces el límite legal de yodo-131, un nivel relativamente bajo en comparación con el del agua que inunda algunas áreas de la planta nuclear, con una radiación hasta 100.000 veces superior.

La Agencia para la Seguridad Nuclear de Japón insistió en que la operación no entraña riesgos para la salud mientras el portavoz del Gobierno japonés, Yukio Edano, dijo que es una medida de emergencia y que TEPCO debe vigilar su posible impacto medioambiental.

El objetivo es hacer espacio en esos lugares para poder trasladar allí el agua con una radiactividad aún más elevada que inunda los edificios de turbinas de los reactores 1, 2 y 3, y que dificulta seriamente las labores de los operarios de TEPCO para enfriarlos.

Preocupa la filtración

Desde hace días se está produciendo una filtración de agua contaminada al mar desde Fukushima que, por su elevado nivel de radiactividad, se sospecha proviene del núcleo del reactor 2. La crisis nuclear ha llevado a los expertos japoneses a extremar el ingenio e idear las más diversas respuestas a cada nuevo incidente que se produce en Fukushima, pero de momento nada ha funcionado.

Este lunes, los operarios de TEPCO vertieron líquido con colorante en un túnel cercano a ese reactor para tratar de determinar la ruta por la que el agua radiactiva se filtra al mar.

El líquido, de color blanco, fue introducido en un túnel que conduce a la fosa donde este sábado se detectó una grieta de unos veinte centímetros, que permite que agua con una elevada radiactividad se escape al mar.

La filtración se intentó detener sellando la grieta con hormigón e inyectando polímero en polvo para absorber el agua, pero ninguno de esos recursos tuvo éxito.

TEPCO baraja varias posibilidades para detener la filtración al mar, como tratar de tapar la grieta con productos químicos o instalar una barrera en el litoral para contener el agua radiactiva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento