Karlos Arguiñano
El cocinero Karlos Arguiñano, reconocido por el XVII Congreso Nacional de la Cocina de Autor con el Gorro de Plata. Adrián Ruiz de Hierro / EFE

El restaurador vasco Karlos Arguiñano, que ha sido reconocido este domingo por el XVII Congreso Nacional de la Cocina de Autor con el Gorro de Plata, ha opinado que el secreto para vivir mucho está en "comer mucho de nada y un poco de todo".

Arguiñano ha recibido un homenaje en Vitoria por su trayectoria como cocinero de manos de los organizadores de este certamen, que entre este lunes y el 7 de abril espera reunir en los fogones de la capital alavesa a lo más selecto de la restauración de Europa y del mundo.

Tras el homenaje, el popular restaurador ha recordado que guarda un recuerdo muy grato de Vitoria, porque hizo la mili en esta ciudad y en ella dio sus primeros pasos como restaurador al trabajar en los fogones de la residencia de oficiales, en la calle Olaguíbel. Además, también hizo algo de dinero vendiendo pelucas y lacas de uñas en las peluquerías, ha recordado entre risas.

Consejo para los jóvenes

En cuanto a su trayectoria profesional, se ha mostrado orgulloso de haber conseguido que los hombres cocinen en sus casas y no solo en las sociedades gastronómicas, y ha dicho que uno de sus caballos de batalla en estos momentos es la lucha contra la obesidad infantil.

También se ha referido a la gente joven que empieza a cocinar y ha advertido de que "por la boca entra la salud y la enfermedad", por lo que les ha aconsejado que coman bien y que no basen su alimentación únicamente en la pasta y el pollo por el hecho de que sean platos fáciles de cocinar.

Por último, ha dicho que va a colocar el Gorro de Plata que ha recibido en Vitoria en la escuela de cocina que tiene en Zarauz (Guipúzcoa) y que está dirigida por un alavés, Raúl González.

Consulta aquí más noticias de Álava.