La CEG avisa de que la crisis de Portugal podría "afectar" a Galicia, pero durante "poco tiempo"

Rueda asegura que el presidente de los empresarios portugueses ha dado a la Xunta "todo tipo de garantías y tranquilidad"
O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acompañado polo conselleiro de Pres
O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acompañado polo conselleiro de Pres
XUNTA/Photographer: xoan crespo

El presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antonio Fontenla, ha admitido que la crisis política y económica en la que está inmerso Portugal podría "afectar" a la comunidad, para la que el país vecino es "un compañero muy importante" en las relaciones comerciales de exportación e importación, pero ha matizado que, en todo caso, esta afección se prolongaría "poco tiempo".

"Dentro de dos meses tienen elecciones y me imagino que se tomarán medidas", ha proclamado el portavoz de la patronal gallega, tras mantener un encuentro en San Caetano con su homólogo en Castilla y León, Jesús María Terciado; el presidente de la Associaçao de Empresarios de Portugal (AEP), José Antonio Barros; y representantes de la Xunta encabezados por su titular, Alberto Núñez Feijóo.

En declaraciones a los medios, Fontenla ha subrayado que el "interlocutor" sobre la situación de Portugal en la reunión fue el presidente de la AEP y ha destacado que éste está "preocupado", pero dentro de un "moderado optimismo". "Cree que habrá pocos cambios políticos, que posiblemente cambie la Presidencia, pero que puede haber una mayoría para impulsar medidas que permitan atravesar la situación económica que vive Portugal", ha esgrimido.

Al tiempo, ha reconocido que el país vecino juega un papel "muy importante" en los intercambios comerciales con la comunidad gallega, por lo que el hecho de que sufra una crisis podría "afectar", aunque durante "poco tiempo, y se ha referido a la convocatoria de comicios el próximo mes de junio.

De hecho, ha subrayado que el propio José Antonio Barros les ha trasladado su percepción de que, aunque no sean populares, "muchas de las medidas" que se adopten en Portugal serán las que formaban parte del plan de ajuste de José Sócrates, quien dimitió como primer ministro después de que dicho plan fuese rechazado por la Assembleia da República.

"garantías y tranquilidad"

Por su parte, el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, que también participó en este encuentro, ha señalado que, en el marco de dificultades que sufre el país vecino, el representante de los empresarios portugueses les ha transmitido "cierta tranquilidad y confianza" sobre la recuperación con las medidas que se adopten después de las elecciones.

Dicho esto, ha añadido que Barros ha trasladado a los participantes en el encuentro "todo tipo de garantías y tranquilidad" en lo que toca a los empresarios portugueses y a sus proyectos vinculados con Galicia, lo que ha interpretado como "un planteamiento de seriedad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento