PNV dice que la "ceremonia de confusión" sobre Lanbide busca "preparar el terreno ante eventuales malos datos de empleo"

Pregunta cómo es posible "cruzar" bases de datos de Langai y SPEE, si se necesita autorización de los inscritos para volcarlos a Lanbide

El PNV ha considerado que la "ceremonia de confusión" ante el "nuevo despropósito" del Gobierno de Patxi López en relación a la puesta en marcha y gestión del nuevo Servicio Vasco de Empleo, Lanbide, y de lo ocurrido con los desempleados inscritos en Langai, busca "preparar el terreno ante la eventualidad de próximos malos datos de empleo y culpar a otros de esa negativa evolución".

En un comunicado, ha insistido en que "la razón de este auténtico desaguisado no es otra que la de preparar el terreno para que la opinión pública vasca digiera más fácilmente o con menos escándalo los próximos datos acerca de la evolución del mercado laboral que todo apunta a que serán francamente malos y, en todo caso, desviar hacia otros la responsabilidad intransferible del Gobierno López, al menos en lo que le toca, en relación a dicha negativa evolución".

En ese sentido, ha recordado que, "estos mismos días hemos conocido por boca del propio Gobierno vasco que, contrariamente a lo que venía anunciando durante los últimos meses -que en Euskadi en 2011 se generaría empleo neto-, este año el empleo sólo crecerá el 0,1 por ciento, lo que se traducirá en la creación de tan sólo 1.000 puestos de trabajo netos, en un contexto de entre 95.900 y 110.675 personas en paro".

En su comunicado, el PNV recuerda que el Gobierno vasco dio a conocer el pasado 30 de marzo "el cruce de datos del desaparecido Servicio Vasco de Colocación-LANGAI y el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE)" con objeto de "integrar las dos bases de datos" en el Servicio Vasco de Empleo, Lanbide.

Como consecuencia de dicho contraste, ha indicado el PNV, "según el Gobierno López se ha detectado que 'no todos los parados se hallaban inscritos' en los listados del SPEE, puesto que en Langai han aflorado 'otras 7.500 personas desempleadas' que no figuraban en el cómputo del antiguo INEM".

En su opinión, la explicación del Gobierno vasco asegurando que, a raíz de la integración de los listados de Langai y el SPEE, esto es, como consecuencia de la existencia de un único registro de personas desempleadas ahora se conoce la "tasa real de paro" que tiene Euskadi, "requiere de algunas precisiones".

En primer lugar, el PNV ha remarcado que "todo el mundo sabe que la tasa de paro es el cociente entre el número de parados y el de activos". En ese sentido, ha indicado que "son la EPA, y en nuestro caso la PRA, las estadísticas oficiales relativas a la evolución del mercado laboral, que se confeccionan con la metodología y siguen las pautas establecidas en los correspondientes Reglamentos Comunitarios".

Sin embargo, ha señalado que "los listados de parados del SPEE, y en nuestro caso Lanbide, son registros de naturaleza administrativa, que, como tales, carecen de valor estadístico oficial, aparte de que la metodología de elaboración del registro de desempleados del antiguo INEM, denominada Sispe, sólo es aplicada en el Estado español, sin que sea homologable a ningún otro ámbito territorial".

Además, ha señalado que "es el propio SPEE el que en sus documentos metodológicos deja meridianamente claro que el paro registrado no puede equipararse a la cifra de desempleo que ofrece la Encuesta de Población Activa, que es la que debe utilizarse como indicador oficial de desempleo". "Donde dice Servicio Estatal de Empleo-EPA pongamos Lanbide-PRA de Eustat que el corolario final siempre es indefectiblemente el mismo: la tasa de paro no ha variado en Euskadi", ha concluido.

"demandante de empleo - DESEMPLEADO"

El PNV ha destacado que, "por inaudito que parezca, no es éste el único monumental error conceptual cometido por el Departamento que dirige Gemma Zabaleta, dado que en el comunicado que hizo público el pasado 30 de marzo confundió constante e intencionadamente dos conceptos, el de demandante de empleo y desempleado, que en modo alguno significan lo mismo".

La formación jeltzale ha precisado que "demandante de empleo es toda aquella persona trabajadora, desempleada o no, que solicita un puesto de trabajo ante una oficina de empleo de los servicios públicos de empleo, una agencia de colocación, el Servicio Europeo de Empleo o el Registro de Demandantes de Empleo en el Exterior".

Por su parte, ha indicado que, "persona desempleada es toda aquella persona de 16 o más años que está sin trabajo, que busca trabajo -hace gestiones activas en búsqueda de empleo-, y que está dispuesta a trabajar".

En este contexto, el PNV cree necesario "determinar con nitidez que Langai era un servicio de colocación o intermediación laboral, única y exclusivamente, de tal manera que muchas de las personas inscritas en él lo estaban en su condición de demandantes de mejora de empleo -que no de desempleadas-, por más que también hubiera otras que también contaran con tal condición, la de estar paradas".

Por su parte, ha remarcado el PNV, "el SPEE es, en lo que aquí nos interesa, un registro administrativo de desempleados, aparte de otras cosas, ya que también intermedia en el mercado laboral". Asimismo, ha afirmado que "Langai siempre estuvo legal y preceptivamente obligada a facilitar todos sus datos de demandantes de empleo al SPEE para que éste, a su vez, procediera, en su caso, a la inscripción de esas personas en sus listados ya fuera como demandantes de empleo o como desempleadas".

Se trata, ha añadido, de un "imperativo legal que Langai siempre cumplimentó, tal y como estos últimos días han reconocido los propios responsables del Gobierno López, poniendo así en evidencia la falsedad propalada por el Departamento de Empleo que dirige Gemma Zabaleta en cuanto a que en Euskadi es ahora cuando 'por primera vez desde 1996 salen a la luz los datos de paro reales', en una velada, malintencionada e inaceptable insinuación que parece querer apuntar hacia una inexistente responsabilidad, por ocultación de la realidad de los datos, de los anteriores gestores del Servicio Vasco de Colocación, Langai".

Trasvase de datos de langai a lanbide

El PNV ha considerado que, "por si todo lo que antecede fuera poco, 24 horas antes de que el Gobierno diera a conocer el supuesto resultado del 'cruce' de datos Langai-SPEE", se dio la información de que Lanbide llamará a 60.000 demandantes de empleo que estaban inscritos en Langai para que autoricen la transferencia de sus datos personales al nuevo servicio, ya que tales datos 'por razones legales no se pueden volcar sin su permiso'.

En ese sentido, los nacionalistas se han preguntado que "si los datos de las personas inscritas en Langai no pueden ser volcados/cotejados con otros listados sin su autorización, cómo es posible que el Gobierno lo haya hecho y como explica el Gobierno el 'cruce' que dice haber realizado entre las bases de datos de LANGAI y el SPEE".

Asimismo, se ha preguntado si, para llevar a cabo '"cruce', el Gobierno vasco "contaba ya con la autorización de las personas inscritas en Langai", porque, de lo contrario, "cómo explica el Gobierno el hecho de que será a partir de ahora cuando Lanbide llamará a estas personas para solicitarles su autorización".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento