El PSdeG denuncia que la Xunta ya no financia nuevas altas en el servicio de ayuda en el hogar desde el miércoles

Exige la dimisión de Mato por firmar "la sentencia de muerte" de los servicios sociales y porque "no genera trabajo ni bienestar"
Beatriz Sestayo
Beatriz Sestayo
EP

La portavoz de Servicios Sociales del Grupo Parlamentario Socialista, Beatriz Sestayo, ha denunciado este viernes que la Xunta ya no financia nuevas altas en el servicio de ayuda en el hogar desde el pasado 30 de marzo.

Lo ha hecho, en rueda de prensa, atendiendo a la publicación en el Diario Oficial de Galicia (DOG) de una orden de la Consellería de Traballo e Benestar, el pasado martes, para "regular las bases por las que se regirá la concesión de subvenciones destinadas a la cofinanciación de la prestación de servicios sociales por las corporaciones locales".

En el texto se puede leer que "con carácter general no se financiarán nuevas altas en el servicio de ayuda en el hogar de prestación básica", es decir, aquellas que no se prestan a personas reconocidas como dependientes.

Así, para la socialista, esta orden es "la sentencia de muerte" de los servicios de ayuda a domicilio que, según sus cálculos, dentro de "tres o cuatro años estarán en manos privadas". Se ha referido, de este modo, a todos los servicios de teleasistencia, comedores y respiro familiar, entre otros. "Quedan condenados a su desaparición, porque no se financiarán", ha remarcado.

De todos ellos, según ha precisado, los prestadores son los ayuntamientos en base al Plan Concertado de Servicios Sociales, que se firmó en 1988 entre el Estado y las distintas comunidades. Ahora, tal y como ha afirmado, Galicia es la "única" autonomía que "extingue" esa cooperación, iniciativa que la socialista ve "claramente ilegal" por hacerse de modo "unilateral" por parte de la Xunta.

"paso atrás histórico"

Para Sestayo, esta "supresión" de servicios sociales constituye "un buen ejemplo" de las políticas "depredadoras" del PP, que ha situado a Galicia como comunidad "líder de la pobreza social" al rebajar de casi 70 a 16,6 euros por persona las cuantías destinadas a este fin.

"Nunca estuvimos en esa ratio, es la sentencia de muerte de los servicios sociales", ha reprobado, y, centrándose en la cancelación del plan, ha opinado que se trata de "un paso atrás histórico, de más de 20 años". "Nos retrotraemos a 1988", ha enfatizado.

Así las cosas, ha avanzado que estudiará "todas las vías" para hacer "rectificar" al Gobierno gallego y que registrará diferentes iniciativas parlamentarias para conocer "a qué se destinarán" los fondos procedentes del Estado y que suponen el 60 por ciento del Plan Concertado.

"dimisión" de mato

Tras recordar que la conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, también anunció que no se introducirían en el sistema "nuevos dependientes", la parlamentaria socialista ha exigido su "dimisión" o su "destitución inmediata" por parte del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, porque "no genera trabajo ni bienestar".

"Gobierna para las empresas privadas y para unos pocos, mientras deja en la cuneta a los que no considera dignos de atención", ha censurado, en alusión a una directriz por la cual se "derivan al mercado privado" las prestaciones de la Ley de Dependencia, tal y como ella misma denunció ante el pleno del Parlamento.

"Y quien pierde con este Gobierno de ultraderecha son las personas mayores y las más vulnerables, condenadas a pagar un servicio privado o a quedarse sin él", ha sentenciado Beatriz Sestayo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento