Según publicaba el viernes el diario ‘El Norte de Castilla’, un conductor que circulaba con su vehículo por las inmediaciones del número 31 de la vallisoletana calle La Salud, esquina con Puente Reina, fue el primero en alertar al 092 sobre la presencia de un cuerpo tendido sobre la calzada.

El joven sufrió contusiones y múltiples fracturas
A continuación, la Policía Municipal fue la encargada de dar el aviso al Servicio de Emergencias 112.

Una vez en el lugar del suceso y ante la gravedad de las lesiones, los sanitarios pidieron una UVI móvil que lo trasladó hasta el Servicio de Urgencias del Clínico.

El joven, que sufrió contusiones y múltiples fracturas, ingresó en el hospital con pronóstico grave.

La Policía descarta el suicidio

Los agentes que investigan el caso descartan de inicio la hipótesis del suicidio, ya que la madre del accidentado confesó que su hijo padece de insomnio cuando está enfermo, y supuestamente estaba con fiebre el día de los hechos.