Toque de queda en la capital económica de Costa de Marfil

  • El gobierno del presidente electo, Alassane Ouattara, ha decretado el toque de queda vigente hasta este domingo y entre las 21 h. y las 06 h. en Abiyán.
  • Ouattara ha dado un ultimátum a Gbagbo para que deje el poder.
  • La ONU pide que no haya "venganzas" entre ambos bandos.
  • 'Cascos azules' de la ONU toman el control del aeropuerto de Abiyán.
Un vehículo blindado francés patrulla una calle de Abiyán, Costa de Marfil.
Un vehículo blindado francés patrulla una calle de Abiyán, Costa de Marfil.
EFE

El gobierno del presidente electo de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, ha decretado el toque de queda vigente hasta este domingo y entre las 21.00 y las 06.00 horas locales en Abiyán, la capital económica del país rodeada por las Fuerzas Republicanas de Costa de Marfil (FRCI). Amnistía Internacional (AI) advierte de que la población civil está expuesta a un riesgo de "violaciones masivas" de los derechos humanos. Abiyán está "al borde del desastre". Incluso los 'cascos azules' de la ONU han tomado el control del aeropuerto de Abiyán y están a cargo de su seguridad en una "operación más amplia para suplir el vacío de poder" que allí se vive.

Hasta ahora, decretaba los toques de queda el gobernante actual del país, Laurent Gbagbo, quien se encuentra abandonado por el Ejército, la Policía y la gendarmería y que se niega a entregar el poder a Ouattara, reconocido por la comunidad internacional como vencedor de los comicios presidenciales del pasado noviembre.

Una atmósfera del fin del mandato de Gbagbo flota desde este jueves en Abiyán, donde disparos con armas pesadas y armas automáticas se escucharon en algunos barrios, en especial en el barrio de Treichville, donde se ubica un cuartel de la Guardia Republicana, considerada como la última fuerza en manifestar su lealtad a Gbagbo.

"Mientras estoy hablando, estoy escondido en el baño. Tengo miedo", dijo un residente del barrio cuyo apartamento está situado cerca del cuartel. Varios barrios de Abiyán han sido escenario de saqueos protagonizados por los milicianos de Laurent Gbagbo, obligando a los soldados franceses de la fuerza Licorne a desplegarse en el barrio de la Zona 4 donde residen varios ciudadanos franceses.

Ouattara ha dado un ultimátum a Gbagbo para que tanto él como sus seguidores "se entreguen en las próximas horas", con el fin de evitar "un baño de sangre" en Abiyán.

"Sin venganzas"

Mientras, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, exigió a Gbagbo que "ceda de inmediato el poder" a Alassane Ouattara, al tiempo que pidió a las partes que eviten las "venganzas". Ban "pide al expresidente Laurent Gbagbo que ceda el poder de inmediato para iniciar la plena transición de las instituciones del estado a las legítimas autoridades", señaló la ONU mediante un comunicado de prensa.

Según la Misión de las Naciones Unidas en Costa de Marfil (ONUCI), un total de 494 personas han muerto en incidentes relacionados con la violencia que se ha vivido en el país después de las polémicas elecciones presidenciales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento