El informe técnico de Diputación subraya el carácter "exclusivamente patrimonial y artístico" del crucifijo

El informe técnico y el informe jurídico realizado por la Diputación Provincial de Almería avalan la pertinencia de mantener un cuadro de un crucifijo en el salón de plenos del Palacio Provincial después de que el diputado provincial de IULV-CA Antonio Romero solicitara en la última sesión ordinaria su retirada, un extremo que no se ejecutará ya que la obra tiene un carácter "exclusivamente patrimonial y artística".
Un cuadro de un crucifijo en el salón de plenos de la Diputación Provincial de A
Un cuadro de un crucifijo en el salón de plenos de la Diputación Provincial de A
EUROPA PRESS/LAICISMO

Según ha explicado la institución en una nota, el informe jurídico elaborado por los técnicos aclara que la Diputación Provincial está "obligada" por la Constitución Española a "garantizar la conservación del patrimonio histórico, cultural y artístico", como se trata de la obra en cuestión, que "no contraviene ninguna normativa vigente".

El cuadro está catalogado con el número 42 del Inventario de Bienes Histórico Artísticos de la Diputación de Almería, en base a lo que se sustenta el informe elaborado por los técnicos subraya que "nunca se ha considerado, ni puede ni debe considerarse, que la ubicación en el salón de plenos de la obra de referencia, es de significación religiosa, sino exclusivamente patrimonial y artística".

El mismo informe citado con anterioridad precisa que gran parte de los edificios oficiales conservan en sus espacios públicos "las mejores obras de carácter religioso o histórico sin que ello suponga sometimiento a su presencia ni atenten contra la libertad religiosa, pues no revisten el significado de obra de culto, sino de valorado o valioso objeto artístico". Así, en vista de las conclusiones emitidas en ambos informes, el vicepresidente ha destacado que está "justificada" la ubicación de este cuadro, y que por tanto, permanecerá en el lugar en el que se encuentra.

Según ha señalado Pérez en declaraciones a los periodistas, el secretario ha podido comprobar que el cuadro en cuestión está inventariado por la institución provincial como "obra de parte", por lo que, entiende, no se ve afectado por ninguna normativa que atienda a principios de libertad religiosa.

Durante la última sesión plenaria, el diputado de IU hizo llegar al resto de grupos —PSOE, PP y PAL— un informe elaborado por el Observatorio de la Laicidad en el que se señala la ubicación del crucifijo de forma que "cualquier trabajador de la Diputación, miembro de la corporación o cualquier ciudadano que desee asistir al pleno se ven sometidos a su presencia", por lo que ha apoyó su retirada.

La petición, sobre la que el PP ha solicitado posteriormente al presidente de la Diputación Provincial de Almería, Juan Carlos Usero (PSOE), que "no se tenga en cuenta"; añade que "personas que trabajan y acuden a dicho centro han hecho llegar esta situación por la que se ven personalmente afectados", de forma que "denuncia" la existencia de tales símbolos "por atentar contra la libertad de conciencia que protegen la Constitución Española y el derecho internacional de aplicación en España como la Convención de Derechos Humanos y la Carta Europea de Derechos Humanos".

Usero ya explicó que se actuaría "conforme a la ley", de manera que secretario de la institución supramunicipal ha tenido que estudiar el ordenamiento y razonamientos jurídicos que se exponen en el texto para determinar si se retiraba o no la obra. Por su parte, los miembros del grupo del PP insistieron en que el cuadro es una obra de arte, por lo que dejaron de lado las creencias de cada uno. Asimismo, llegaron a advertir que la presencia del crucifijo "no molesta a nadie", si bien el diputado provincial de IU replicó: "me molesta a mí".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento