Galicia será "pionera" en limitar por ley el gasto autonómico cuando la economía crezca a partir del 2,5%

Feijóo destaca que, de aplicar esta regla fiscal el bipartito, la comunidad tendría casi 2.000 millones menos de deuda
O xefe do Executivo galego, Alberto Núñez Feijóo, presidirá a reunión semanal do
O xefe do Executivo galego, Alberto Núñez Feijóo, presidirá a reunión semanal do
XUNTA/Photographer: xoan crespo

Galicia será "pionera" en contar con una Ley de disciplina presupuestaria que "blindará" su solvencia financiera y la "viabilidad" de los servicios públicos a través de medidas como la de aumentar las exigencias a las entidades del sector público cuyo endeudamiento consolida el déficit público o limitar el gasto autonómico cuando la economía crezca a partir del 2,5 por ciento.

Lo ha anunciado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, al término del Consello de la Xunta, que aprobó este proyecto de ley en el que se determina que cuando el PIB real sea "igual o superior" al 2,5 por ciento, el gasto no financiero no podrá superar el PIB nominal, es decir, "lo real más la inflación prevista".

Tras esta limitación, los recursos restantes tendrán que destinarse a reducir deuda, ya sea evitando nuevas emisiones o amortizando.

"En lugar de fiestas presupuestarias, queremos blindar las buenas prácticas. Intentaremos que Galicia sea la primera comunidad que blinde por ley los servicios públicos y que ningún gobierno pueda vivir por encima de sus posibilidades", ha proclamado Feijóo, tras constatar que la "filosofía" que inspira esta norma es la de un gobierno que gestione "con responsabilidad y rigor".

Dicho esto, ha ratificado la intención de la Xunta de "garantizar por ley" que todos los gobiernos autonómicos, el actual y los venideros, se acojan a las "buenas prácticas presupuestarias" tanto en las "épocas de recesión como en las de bonanza". La norma, según Núñez Feijóo, va "más allá" de la estabilidad presupuestaria e incide en que Galicia "quiere seguir siendo y será" una comunidad "austera, rigurosa y responsable", de acuerdo con el principio de "lealtad" con el Gobierno central.

De este modo, el objetivo que se marca la Xunta con esta ley es "disciplinar" el gasto en épocas de bonanza y "blindar" la solvencia de la Hacienda autonómica para evitar aumentar estructuras administrativas cuando la economía crezca "a buen ritmo" y haya ingresos extraordinarios, que posteriormente suponen "un lastre para el futuro".

De hecho, Núñez Feijóo subrayó que, de haberse aplicado esta regla fiscal durante la anterior legislatura —con el Gobierno bipartito al frente de la Xunta— y en la que se produjeron incrementos del gasto no financiero "muy por encima del PIB nominal", en la actualidad Galicia tendría casi 2.000 millones menos de deuda y sería la cuarta comunidad con menor endeudamiento.

Fijar el techo de gasto

En palabras del máximo mandatario autonómico, con esta norma, Galicia será una comunidad pionera en implantar por ley que el Parlamento autonómico fije el techo de gasto no financiero para el ejercicio presupuestario siguiente.

El reto del Gobierno gallego es orientar la evolución de las finanzas públicas autonómicas en función de una planificación que respete el crecimiento tendencial a largo plazo, haciendo posible garantizar el funcionamiento de los servicios públicos "básicos" sin renunciar a políticas fiscales expansivas "que estimulen" la demanda en años de recesión.

El ámbito de aplicación de esta norma será el sector público autonómico, integrado por la Administración de la Xunta, sus organismos autonómicos, agencias públicas y entidades públicas empresariales; así como los órganos con dotación diferenciada en los presupuestos autonómicos y las universidades públicas y agentes vinculados con las mismas.

Principios de la norma

En su intervención, Feijóo ha resumido en cinco los principios en los que se asienta la Ley de disciplina presupuestaria, empezando por garantizar la "estabilidad" presupuestaria. Para ello, el Consello de la Xunta, por propuesta de Facenda, adoptará las medidas de ajuste precisas en el caso de que la evolución de los ingresos o el gasto difiera de la prevista.

Del mismo modo, tras ser preguntado por si la norma incluye algún tipo de condicionante o límites para contratos de financiación público-privado, el presidente ha incidido en el principio de "plurianualidad", que prevé que los agentes incluidos en el ámbito de esta ley elaboren sus presupuestos "en un escenario plurianual" compatible con el principio de anualidad por el que se rige la aprobación de la ejecución presupuestaria.

En tercer lugar, conforme a la vocación de transparencia, la ley incluye que la elaboración, ejecución y liquidación de los presupuestos reflejarán "información completa y detallada" de sus operaciones; mientras que el principio de "eficiencia" se formula de acuerdo con la necesidad de que las políticas de gasto público "se planifiquen" atendiendo a la situación económica.

En quinto y último término, Feijóo ha ligado el principio de responsabilidad con la implantación de criterios "responsables" en la gestión del gasto que permitan promover una Administración más "eficaz y eficiente".

Limitar deuda

La Xunta prevé aumentar las exigencias a las entidades del sector público cuyo endeudamiento consolida el déficit público y limitar la deuda en ciclos económicos al alza para evitar recortes sociales en épocas de crisis.

Así, la deuda mantendrá "un nivel prudente" y una evolución "estable" a lo largo del ciclo, que se ajustará a las normas de estabilidad presupuestaria, a las previsiones del derecho comunitario y a los compromisos del Pacto de estabilidad y crecimiento en el ámbito de la Unión Europea (UE).

Además, la senda plurianual de gastos corrientes de cada uno de los agentes implicados en esta ley no podrá ser superior a la de ingresos corrientes que los financian.

"invasión competencial"

Por último, preguntado por la decisión del Gobierno de impulsar una norma similar, el presidente gallego ha asegurado que no "conoce" esta propuesta, pero ha advertido de que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero puede someter a disciplina presupuestaria y techo de gasto sus cuentas, pero ha interpretado que aplicar esta ley a las comunidades supondría "una invasión competencial".

Además, ha incidido en que Rodríguez Zapatero no presentó "ningún texto" y realizó el anuncio de esta medida tras el Pacto del Euro, mientras que la Xunta ya había anticipado su intención de impulsar una norma de este tipo previamente, en concreto durante su propia intervención en el Debate sobre el Estado de la Autonomía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento