El jurado declara culpable de asesinato al hombre que mató a su expareja en San Lázaro

Un jurado popular ha declarado culpable de asesinato a Richard Genaro Q.C., acusado de asesinar "por celos" en mayo de 2010 en las cercanías de la avenida de San Lázaro de Sevilla a su expareja tras asestarle ocho puñaladas en el pecho y en la espalda con un cuchillo de cocina, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Un jurado popular ha declarado culpable de asesinato a Richard Genaro Q.C., acusado de asesinar "por celos" en mayo de 2010 en las cercanías de la avenida de San Lázaro de Sevilla a su expareja tras asestarle ocho puñaladas en el pecho y en la espalda con un cuchillo de cocina, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

En este sentido, las mismas fuentes han precisado que en el veredicto, leído en la mañana de este jueves, el jurado popular ha considerado por unanimidad culpable de los hechos a este ciudadano ecuatoriano, tras todo lo cual la Fiscalía y la acusación particular han solicitado 20 años de cárcel para el acusado.

Durante la celebración de la vista oral en la Audiencia Provincial de Sevilla, el procesado se declaró culpable aunque negó que atacara a su expareja, identificada como Ana Jiménez, por la espalda, "sino que fue de frente", tras lo cual se mostró "arrepentido" por su actuación y apostó por que "se haga Justicia".

De su lado, agentes del Cuerpo Nacional de Policía coincidieron en señalar que Richard estaba "muy tranquilo" y "sobrio" en el momento de la detención, que se produjo minutos después del luctuoso suceso. Así, un inspector del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía que participó en la investigación de los hechos y que tomó declaración al detenido señaló que este se encontraba "en perfectas condiciones".

El cuchillo,

"escondido" entre unos setos

De este modo, el agente recordó que, en su declaración policial, Richard Genaro "confesó que la había matado porque le había dejado", al tiempo que ha puesto especial énfasis en el hecho de que "se encontraba completamente sobrio" y "no mostraba signos externos de haber consumido sustancias estupefacientes", tras lo que destacó que el cuchillo utilizado para cometer el crimen, que encontraron "oculto" en un seto cercano al lugar de los hechos, "es un arma mortal" de 15 centímetros de hoja.

Asimismo, un segundo agente policial relató que él fue quien encontró el cuchillo en los setos, y precisó que "estaba muy bien puesto, como si lo hubieran escondido", todo ello al tiempo que coincidió con su compañero en señalar que el procesado "se encontraba muy tranquilo, algo que me sorprendió después de lo sucedido".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento