Aprobada la ley que limita el consumo de grasas, sal y azúcares en colegios e institutos

  • El texto ha sido aprobado en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados y pasa ahora al Senado para continuar su tramitación parlamentaria.
  • La ley prohíbe en los colegios la venta de alimentos y bebidas con un alto contenido en ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, sal y azúcares.
  • También pretende impedir que haya discriminación por obesidad.
Varios niños, en un comedor escolar.
Varios niños, en un comedor escolar.
ARCHIVO

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde este miércoles a la ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que entre sus objetivos incluye prohibir la venta de alimentos y bebidas con un alto contenido en ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, sal y azúcares en colegios e institutos españoles.

El texto aprobado en la Comisión de Sanidad de dicha Cámara -que pasa al Senado para continuar su tramitación parlamentaria- no especifica los límites de dichas sustancias para cada alimento, que deberán fijarse posteriormente durante su desarrollo normativo.

Esta medida ha sido apoyada por todos los grupos salvo por el PP, ya que como ha destacado su diputado Ángel Pintado, "no hay alimentos buenos ni alimentos malos", sino que se debe abordar la dieta de los escolares en su conjunto para que ésta sea equilibrada.

Lucha contra la obesidad

El objetivo final de esta ley es reforzar la vigilancia en todo lo relacionado con los alimentos y combatir la obesidad creciente en España, sobre todo en niños, cuya prevalencia está por encima del 30%. Para ello, y según ha destacado el diputado del PSOE Alberto Fidalgo, el texto aprobado en la Cámara Baja es "equilibrado, práctico y realista", ya que incorpora enmiendas de todos los grupos e incide en la prevención "incorporando hábitos de vida más saludables".

La ley también hace alusión a los menús escolares, donde también debe limitarse el consumo de alimentos y bebidas con alto contenido en grasas trans, sales y azúcares. Igualmente, los centros escolares proporcionarán a los padres o tutores información detallada sobre las calorías y nutrientes de los menús así como unas directrices para que la cena sea complementaria. Además, y si las instalaciones lo permiten, estos menús deberán adaptarse para aquellos alumnos que padezcan alergias e intolerancias alimentarias.

Del mismo modo, los responsables de supervisar los menús escolares serán profesionales acreditados en las áreas de Nutrición Humana y Dietética, con el objetivo de que la "oferta alimentaria sea variada y adecuada a las necesidades nutricionales de los alumnos".

Publicidad

El texto establece que los centros escolares estarán "libres de publicidad" salvo en aquellos casos en que las autoridades escolares y sanitarias estimen que es beneficioso para los alumnos. Asimismo, en cuanto a la publicidad de alimentos en otros ámbitos, se ha optado por la vía de la autorregulación, mediante la firma de acuerdos de corregulación con los operadores económicos y los responsables de comunicación audiovisual.

Por otro lado, la ley tratará de impedir aquellas conductas que puedan resultar discriminatorias para las personas que padezcan sobrepeso u obesidad. Para controlar esto, se prevé la creación de un Observatorio de la Nutrición y el Estudio de la Obesidad, que realizará análisis periódicos de la situación nutricional de la población y de las cifras de obesidad. Éste ha sido otro de los puntos con los que el Grupo Popular ha mostrado su desacuerdo, ya que consideran que "en tiempos de crisis es un gasto innecesario".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento