El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha inaugurado este lunes la variante de Puente San Miguel, que ha supuesto una inversión del Gobierno regional, a través de la Consejería de Obras Públicas, de 10.723.122 euros. Este tramo se suma al puesto en servicio recientemente entre Santillana del Mar y Suances, de forma que el presupuesto de la actuación en conjunto ha rondado los 25 millones de euros.

Revilla ha felicitado a los vecinos de la zona por ver cumplida una larga aspiración y también a los técnicos de la Consejería de Obras Públicas y de la empresa SIEC por haber realizado una carretera y un puente "espectaculares", en alusión a la estructura singular levantada sobre el río Saja.

Asimismo, ha destacado la necesidad que había de ejecutar este nuevo itinerario que conecta directamente la Autovía del Cantábrico con la costa central de Cantabria sin necesidad de pasar por los núcleos urbanos de Puente San Miguel y Santillana del Mar.

El presidente ha valorado igualmente la "merecida" inversión realizada y ha afirmado que la variante supone un "alivio" a los habituales problemas de tráfico que se registraban en la zona, especialmente en época estival, cuando estas carreteras soportan una densidad de entre 30.000 y 40.000 coches diarios.

Puente de requejada

Por otro lado, Revilla ha anunciado que el Gobierno regional "no se va a quedar ahí" en la solución a los problemas de tráfico de la zona y trabaja ya en la redacción del proyecto del puente de Requejada para habilitar un nuevo acceso a Suances desde Barreda.

En este sentido, ha asegurado que, cuando esté culminada la obra, el actual itinerario pasará a ser prácticamente un "paseo peatonal" por el que únicamente circularán los coches de aquellos ciudadanos que tengan sus casas en ese tramo.

Por último, el presidente se ha mostrado orgulloso del avance que ha protagonizado Cantabria en los últimos años en materia de carreteras y ha opinado que la región tienen hoy en día "las mejores de España". Además, ha señalado que está "a punto de cumplirse" el objetivo de que todos los cántabros tengan una buena carretera "hasta la puerta de su casa, vivan donde vivan".

Revilla ha estado acompañado en el acto por el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón; los alcaldes de Reocín, Germán Fernández, y de Santillana del Mar, Isidoro Rábago, y el director general de Carreteras, Manuel del Jesus, entre otras autoridades.

Puente "espectacular"

Por su parte, José María Mazón ha elogiado el resultado final del conjunto de la actuación y sobre todo el "espectacular" puente sobre el río Saja, que ha sido diseñado por el estudio de Fernández Casado, uno de los gabinetes más prestigiosos en ingeniería de puentes.

Al igual que el presidente, ha felicitado a la empresa constructora por la diligencia en la ejecución de los trabajos y ha resaltado los beneficios que para los vecinos de Puente San Miguel supone la supresión del paso a nivel y la nueva conexión por encima del río.

Finalmente, Germán Fernández ha declarado que la inauguración de la variante es un "hito histórico" para Reocín y sus vecinos.

Detalles del proyecto

El proyecto, sobre una longitud total de 4,6 kilómetros, ha contemplado la construcción de dos nuevos tramos y la mejora de otro ya existente. El primero de los de nueva creación, de 2 kilómetros de longitud, enlaza la N-634 con la Travesía de Vispieres, mientras que el segundo, de 1,2 kilómetros, une el acceso al zoo de Santillana del Mar con la conexión con la CA-131 (Barreda-La Revilla).

Por otro lado, se ha mejorado el tramo mejorado que conecta ambos puntos, entre la Travesía de Vispieres y el Zoo de Santillana, con una longitud de 600 metros.

A lo largo de todo el trazado se han habilitado dos carrilles de 3,50 metros de anchura y arcenes a ambos lados de 1,50 metros, lo que permite un ancho total de calzada de 10 metros. Asimismo, se han levantado aceras puntuales en zonas urbanas y se han instalado cunetas en V revestidas de hormigón.

Como estructuras singulares, destaca la construcción de un puente sobre el río Saja de 96 metros de largo y 14 de alto. Se trata de una estructura tipo arco de hormigón armado con tablero intermedio, que consta de dos arcos paralelos de 64 metros de anchura. Encima, se ha confeccionado una plataforma con dos carriles de 3,50, arcenes de 0,75 metros y aceras de 1,75 metros.

Además, se ha ejecutado un túnel artificial de 40 metros de longitud en el punto kilométrico 1+510, para lo cual se ha levantado una bóveda prefabricada de hormigón de 5,5 metros de altura y 10 de anchura.

Para mejorar la seguridad vial, se han instalado cuatro nuevas glorietas en otras tantas intersecciones y se han abierto dos pasos inferiores. En cuanto al afirmado, se han extendido 20 centímetros de mezcla bituminosa en caliente para las capas base, intermedia y de rodadura, asentadas sobre una base de pedraplén y zahorra artificial.

Las obras, que ha ejecutado la empresa SIEC, se han completado con la señalización, el balizamiento y la iluminación.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.