El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado que las "intensas" conversaciones con las organizaciones empresariales para la reforma de la negociación colectiva en España están siendo "complejas", pero ha destacado que el diálogo "avanza a buen ritmo". Así, confía en poder alcanzar un acuerdo "en un espacio temporal corto".

Toxo ha ofrecido una rueda de prensa en Pamplona junto al secretario general de CCOO de Navarra, José María Molinero, una comparecencia en la que ha analizado la situación de las negociaciones sobre esta reforma, así como la iniciativa legislativa popular para revertir la reforma laboral, y las movilizaciones sindicales contra el Pacto del Euro.

En cuanto al diálogo iniciado para la reforma de la negociación colectiva, Toxo ha valorado que "es una negociación difícil", ya que "sigue habiendo diferencias importantes". Según ha valorado, "las claves están en cómo se entiende que hay que operar la flexibilidad interna en las empresas, sobre todo la flexibilidad temporal".

En concreto, CCOO apuesta por un "gobierno compartido de la flexibilidad", que "permitiría ir abandonando progresivamente la cultura del despido en España, que tanta incidencia está teniendo en la crisis económica, y que ha precipitado la destrucción de millones de empleos en España".

Por contra, ha señalado que el sindicato no comparte que la flexibilidad se articule "a partir de un incremento del poder discrecional del empresario". Toxo ha abogado por "el establecimiento de nuevas cuotas de participación de los representantes de los trabajadores en las empresas". Así, ha insistido en el "equilibrio entre el interés del empresario y el de los trabajadores".

Además, el representante de CCOO ha añadido que también "hay escollos en la ultra actividad del convenio". "Una parte de las empresas apuesta por que el convenio tenga una vigencia temporal limitada y nosotros defendemos que los conflictos que puedan producirse en la negociación de los convenios han de resolverse entre las partes y en última instancia apelando al arbitraje", ha explicado.

En todo caso, Toxo ha valorado que "hay mucho más potencial de mejora de la competitividad de la economía española en la reforma de la negociación colectiva, siempre que esta sea equilibrada, que en cualquier reforma del estatuto de los trabajadores que, como está poniendo de manifiesto la que decidió el Gobierno, y que provocó una huelga general".

Por otro lado, el secretario general de CCOO ha afirmado que UGT y CCOO esperan poder presentar sobre el 15 de mayo, antes de las elecciones autonómicas y municipales, una iniciativa legislativa popular para revertir la reforma laboral. Por ello, en las próximas semanas, ha destacado, intensificarán el proceso de recogida de firmas para avalar la iniciativa.

Toxo ha argumentado que "la reforma laboral no está ayudando a crear empleo ni a reducir la temporalidad y su excesiva incidencia en la composición del empleo en España". "A partir de la reforma, la temporalidad ha crecido en España. El escaso empleo que se genera de forma muy mayoritaria lo es de carácter temporal", ha criticado.

Críticas al pacto del euro

Por otro lado, Toxo se ha referido al recién aprobado Pacto del Euro, que según ha criticado, "profundiza en la idea de que la salida de la crisis se debe construir sobre la base de la reducción de los derechos de los trabajadores en Europa, reduciendo el papel de la negociación colectiva, los salarios, e introduciendo elementos de referencia en negativo sobre los sistemas de protección social".

Estas políticas, ha censurado, "son privativas para la acción de los gobiernos nacionales, que son invadidas desde una instancia comunitaria, a partir de las reflexiones del Ecofin, que no ha pasado por las urnas y pretende controlar las decisiones en materias tan sensibles para las sociedades en cada uno de los países".

En este sentido, a juicio de Toxo, "se están desbordando los márgenes democráticos y empeorando la calidad democrática en la Unión Europa". "El Consejo de Europa o el Ecofin no son instancias elegidas democráticamente por la ciudadanía y algunos de los elementos que integran el Pacto por el Euro vulneran el propio Tratado de la Unión e invaden espacios que son privativos para las constituciones de los países", ha expuesto.

En su opinión, "Europa renuncia a combatir el desempleo, poniendo el acento en el déficit". "De manera precipitada, se pretende equilibrar las cuentas públicas, haciéndolo incompatible con una política que impulse el crecimiento y que puede terminar agravando la situación de millones de ciudadanos europeos", ha afirmado.

"Un total de 23 millones de personas en situación de desempleo en Europa, 6,4 millones de ellas en España, no merecen la más mínima atención de los mandatarios europeos", ha censurado. Por ello, la Confederación Europea de Sindicatos ha llevado a cabo movilizaciones y ha convocado una gran manifestación en Budapest el 9 de abril.

Consulta aquí más noticias de Navarra.