Agentes de la Policía Local de Vigo detuvieron a un joven de 28 años de edad tras huir del lugar de un accidente que había provocado, rebasar un semáforo en rojo y acabar empotrado contra una rotonda, después de lo que su acompañante, una joven de 30 años, agredió "levemente" a un efectivo policial.

Según ha informado la Policía Local a Europa Press, fue detenido el joven G.G.F.P., de 28 años y natural de Eslovaquia acusado de un delito contra la seguridad vial, al poner en riesgo la vida de peatones —por saltarse en rojo un semáforo— e invadir el sentido contrario.

La Policía Local ha explicado que a las 22.30 horas del domingo tres agentes libres de servicio vieron en la calle Blein Budiño, cerca del Ayuntamiento de Vigo, a un turismo Ford Fiesta que golpeó otro coche y abandonó el lugar por la Avenida de Camelias.

En la confluencia de Camelias con Hispanidad rebasó un semáforo en rojo, "creando una situación de riesgo para los peatones", según la Policía Local, y continuó por la segunda avenida hasta que en una rotonda hacia Pintor Colmeiro no controló el vehículo y se empotró contra ella, en la que quedó subido su turismo.

Las mismas fuentes han señalado que una patrulla de la Policía Local que siguió al vehículo constató como en varias ocasiones invadió el carril contrario.

El detenido iba acompañado por una mujer de 30 años, de nacionalidad polaca, quien golpeó "levemente" a uno de los agentes, por lo que fue identificada, pero no arrestada, para ser denunciada por agredir al policía.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.