Piden 22 y 18 años de cárcel para los dos acusados de matar a puñaladas a un hombre en Santander

El hermano de la víctima, que trató de ayudarle, también recibió una puñalada

El fiscal ha solicitado una pena de 22 y 18 de cárcel para dos hombres, cuñados entre sí, acusados de matar de cinco puñaladas a otro en Santander, tras una discusión en un bar. El hermano de la víctima, que trato de ayudarle, también recibió una puñalada.

Los procesados, F.F.P. y S.V.L., mayores de edad y con antecedentes, están acusados de sendos delitos de homicidio consumado y homicidio en grado de tentativa, por lo que el Ministerio Público pide 22 y 18 años de prisión, respectivamente.

El juicio comenzará este lunes, 28 de marzo, a partir de las 11 horas en la Audiencia de Cantabria, con la declaración de los procesados y los peritos.

Según el escrito de la Fiscalía, los hechos ocurrieron sobre las 17 horas del 20 de diciembre de 2008, cuando ambos acusados se encontraban en un bar, en la Avenida del Deporte de Santander, regentado por la madre de uno de ellos y suegra del otro.

S.V.L. estaba despachando en la barra del bar junto a su novia y hermana de F.F.P. En un momento dado, la pareja comenzó una fuerte discusión con unos clientes, un hombre y una mujer.

Las mujeres se enfrentaron por un lado y los hombres por otro, de modo que S.V.L. se encaró con el cliente, que posiblemente le propinó un puñetazo en la boca causándole una contusión en el labio superior.

En la discusión de los hombres intervinieron varias personas, entre ellas el otro procesado, F.F.P., para echar del local al cliente.

Pero, según el fiscal, no contentos con eso, los dos detenidos decidieron —de común acuerdo y provistos de una navaja grande de muelles y un cuchillo grande de cocina— perseguir al cliente que habían echado del bar para matarle.

Así, en calles cercanas al local, le propinaron cinco puñaladas, tres de ellas en el zona torácico abdominal y dos en la espalda, que le provocaron la muerte dos días después, el 22 de diciembre, en el Hospital Valdecilla.

El hermano de la víctima, que se encontraba fuera del bar, trató de ayudarle sin conseguirlo, ya que los dos acusados, después del apuñalamiento y provistos de las mismas armas, intentaron también matarle.

De hecho, F.F.P. le asestó una puñalada a la altura del pecho, provocándole una herida incisa en el abdomen y una pequeña lesión en el lóbulo hepático izquierdo, que le dejó una cicatriz de 27 centímetros. Además de ser operado, precisó reposo y también atención psicológica por los hechos ocurridos y la muerte de su hermano.

HOMICIDIO

El Ministerio Público considera que los acusados cometieron un delito de homicidio consumado y otro de homicidio en grado de tentativa, por lo que solicita una pena de 22 años de prisión para F.F.P. y 18 años para S.V.L., al reconocerle el fiscal una circunstancia atenuante de consumo de drogas.

Asimismo, considera que deben indemnizar a la familia del fallecido en 220.000 euros y al hermano de la víctima en 14.000 euros.

Por su parte, la familia, —que ejerce la acusación particular—, no reconoce la atenuante de drogadicción de uno de los acusados, por lo que reclama una pena de 22 años de prisión para cada uno, así como 500.000 euros para la mujer e hijos del fallecido, y 53.000 euros para el otro agredido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento