Soler denuncia que se le imputan dos comidas el mismo día en Castellón y Barcelona cuando pagaba una en Lorca

Las comidas se relacionan con un viaje que realizaron tres empleados de la empresa y al que él no acudió

La defensa del diputado regional, Bartolomé Soler, imputado en el caso Limusa, denuncia que a su cliente se le imputan dos comidas distintas el mismo día en Castellón y en Barcelona cuando realmente pagaba una en Lorca, con su tarjeta de crédito.

Así se desprende del informe de la Agencia Tributaria (AEAT), base de la instrucción del magistrado Enrique Quiñonero.

En concreto, el 18 de octubre de 2005 se le imputan dos comidas, una que tuvo lugar en el restaurante la 'Tasca del Puerto' en Castellón, acompañado por tres empleados de la empresa y una segunda ese mismo día en el restaurante 'La Bodega' en Barcelona con los mismos señores.

Pero, según la tarjeta de crédito personal del diputado y como también se refleja en el informe elaborado por la AEAT, el entonces consejero delegado de la empresa municipal de Lorca (Limusa), ese día pagaba una comida en el restaurante 'Baviera' de Lorca, por lo que siendo así, subraya el escrito de defensa de Soler, al que ha tenido acceso Europa Press, no podía estar comiendo en tres lugares a la vez; en Castellón en Barcelona y en Lorca.

Primero, explica el escrito de defensa, porque Soler no viajó a Barcelona, pues está acreditado el pago con su tarjeta de crédito en otro lugar distante a 679,8 kilómetros y segundo porque fueron otros miembros de Limusa quienes realizaron el viaje, con parada en Castellón en base al informe de la Agencia Tributaria.

Extractos que ya presentó en su declaración

Así las cosas, la defensa de Bartolomé Soler presentó recientemente al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia los extractos de movimientos de la tarjeta bancaria del diputado y la relación de facturas elaborada por la Agencia Tributaria.

Pruebas que ya entregó Soler en la declaración como imputado ante el TSJ en enero de 2010 y que no fueron tenidas en cuenta ni por el Instructor ni por el Fiscal a la hora de dictar auto de apertura de Juicio Oral y formular escrito de acusación.

Es por ello, por lo que la defensa del diputado sostiene que la instrucción de la causa "se ha desarrollado de forma precipitada y arbitraria, decidiendo la imputación de unos y la desimputación de otros, a quienes se ha reservado como testigos para asegurar la condena de los sí imputados".

Al tiempo que critica que el instructor no reflejara la existencia de los documentos que exculpan a Soler, "limitándose a calificar dicha información de 'variopinta', sin valorarla ni tenerla en cuenta".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento