Orozco ve el pacto "consustancial" a la política y no descarta uno con el BNG, pero buscará la mayoría absoluta

Asegura que la designación de calles lucenses con nombres de alcaldes franquistas "quedará en 'stand by'" si no hay un apoyo "unánime" Crear empleo es "su máxima prioridad" y "no pone límite" para seguir en la Alcaldía si le apoyan sus vecinos, ya que no está "cansado"
José Clemente López Orozco
José Clemente López Orozco
EP

Asegura que la designación de calles lucenses con nombres de alcaldes franquistas "quedará en 'stand by'" si no hay un apoyo "unánime" Crear empleo es "su máxima prioridad" y "no pone límite" para seguir en la Alcaldía si le apoyan sus vecinos, ya que no está "cansado"

El alcalde de Lugo y candidato socialista que opta a la reelección, José Clemente López Orozco, está convencido de que "pactar y llegar a acuerdos" es algo "consustancial" a la política y no descarta hacerlo con el BNG porque "no se puede descartar nada" hasta que "hablen los ciudadanos", pero avisa de que él trabajará con su equipo para lograr la mayoría absoluta en la próxima cita con las urnas el 22 de mayo.

"La política es pacto y es acuerdo, con mayorías o con minorías", ha sentenciado el regidor socialista en una entrevista concedida a Europa Press, en la que, "con la mano en el corazón", ha manifestado que su aspiración, a día de hoy, es "seguir liderando la ciudad" con "toda la mayoría" que le quieran dar sus vecinos. "A partir del día 22, hay que verlo", ha apostillado.

"Cuando los ciudadanos escriban es cuando hay que ver si se puede continuar como hasta ahora, si hay mayoría absoluta o qué pasa", ha continuado el dirigente socialista, convencido de que los pactos son "consustanciales" a la política. En el polo opuesto, ha situado los "sufterfugios" de quien "no tiene capacidad para pactar", como pedir que gobierne la lista más votada.

Tras remarcar que en política "no hay verdades absolutas" y reiterar que lo que "más" le gusta "es compartir", Orozco ha insistido en que su intención es trabajar con su equipo "por la mayoría absoluta". "Después ya se verá", ha añadido, tras recordar que ha sido "capaz de gobernar" con mayoría absoluta, en coalición y en minoría, y antes de destacar que llega a la próxima cita electoral "lleno de ilusión y con una candidatura renovada".

Y es que, "pese a los años", el dirigente socialista no se siente "cansado". De hecho, ha garantizado que cada día le gusta "más" la actividad política y que siente "ilusión" cuando mira hacia atrás y redescubre "metas alcanzadas". En este escenario, ¿se pone límite a seguir en la Alcaldía si sus vecinos le apoyan? La respuesta es contundente: "no, en absoluto".

Además, López Orozco se ha mostrado respetuoso con los que serán sus principales rivales políticos en mayo —Jaime Castiñeira (PPdeG) y Antón Bao (BNG)—. "A mí toda aquella persona que da un paso al frente y dice que también aspira a liderar la ciudad siempre me merece un respeto; veremos a ver qué ofrecen y qué dicen los lucenses", ha apuntado.

Sobre los resultados electorales, ha rechazado hacer un pronóstico concreto porque no le gusta "ejercer de pitoniso", pero ha ratificado que él aspira "a liderar" el Ayuntamiento y ha dado por hecho que la coalición PSdeG-BNG podrá "mantener" la Diputación. "No hay ninguna razón objetiva para perderla", ha alegado.

Creación de empleo y otros retos

En el transcurso de la entrevista con Europa Press, el regidor ha hecho balance del trabajo hecho a lo largo de esta legislatura y, más allá de proyectos e infraestructuras concretas, ha destacado el "gran esfuerzo" realizado en materia de servicios sociales y en políticas de empleo. "Aumentamos los presupuestos en bienestar social en más de 2 millones de euros y tuvimos un gasto en empleo que supera los 3 millones", ha resumido.

En cuanto al trabajo de la oposición, ha reconocido el esfuerzo de todos los grupos "para llegar a acuerdos" y ha destacado que "siempre tuvieron las puertas abiertas" para hacer su trabajo, al que en la corporación lucense "no se pone ni se pondrá cortapisas".

Además, López Orozco tiene muy claro cuáles son los retos de futuro para Lugo, empezando por el desarrollo del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) y por "continuar" con infraestructuras "importantes" para la ciudad como las del denominado 'Plan Paradai', pero también que su "máxima prioridad" es la "creación de empleo" para "mejorar la calidad de vida" de sus vecinos.

"unanimidad" o "en '

Stand by'"

Preguntado por la polémica surgida en torno a la propuesta de bautizar varias calles lucenses con nombres de alcaldes franquistas y por si esta decisión colisiona con la Ley de Memoria Histórica, el alcalde ha explicado que encargó al secretario del Ayuntamiento "un informe" para determinar si esto podría ocurrir, pero ha matizado que "una cosa" es esta normativa y otra distinta "el reconocimiento a quienes trabajaron" por la ciudad.

"Es cierto que los alcaldes tenemos ideología, sobre todo ahora que hay libertad, porque antes no la había; pero lo que hay que mirar siempre es lo que trabajaron por el pueblo", ha defendido Orozco.

En todo caso, ha recordado que hay una comisión municipal que se dedica a poner nombre a las calles de Lugo y que este paso "siempre" se ha dado "por unanimidad". "Quiero que esta vez sea igual", ha sentenciado el alcalde, quien ha garantizado que, si no se logra esta "unanimidad", la propuesta quedará "en 'stand by' hasta otro momento". "Y no pasa nada", ha añadido.

Por otra parte, sobre los efectos que hayan podido tener casos como el de la presunta trama de retirada y sobreseimiento de multas de tráfico o la 'Operación Carioca' para la imagen de la ciudad, Orozco ha admitido que es "indudable" que ese tipo de intervenciones "siempre causan daño", pero también ha abogado por "esperar" a que finalicen los juicios "para ver cómo acaba todo".

Además, en relación a la 'Operación Carioca', se ha declarado "a favor" de todo lo que sirva para "condenar a los explotadores de mujeres si es que existieron". "¿Causa daño a la ciudad? Bueno, pues nos ha tocado, pero lo importante es que la mujer no tenga que sufrir esa explotación", ha defendido el regidor.

Entendimiento con la xunta

En un momento en el que las relaciones entre la Xunta y algunos consistorios socialistas se hacen más tensas, con el de Vigo como el de ejemplo de referencia, López Orozco ha optado por una postura conciliadora, asegurando que él "tiene la obligación de entenderse" con el Gobierno autonómico con independencia del color político de quien lo dirija.

"Me entendí con la Xunta de Fraga y con la de Touriño, que fue un gran presidente y que yo siempre reivindicaré, y ahora me estoy entendiendo con el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo, porque al menos no ha obviado lo que venía de atrás", ha explicado.

Eso sí, ha advertido de que, a partir de ahora, cada vez será "más exigente" y ha subrayado que, por ejemplo, el trabajo de conservación de la Muralla de Lugo está "bastante parado". "Se firmaba siempre un convenio Xunta-Ministerio de Cultura que le vino muy bien a la muralla y debería continuarse en ese sentido", ha sugerido.

"buen" trabajo de pachi vázquez

Por último, en clave de política autonómica y preguntado por si le gustaría un PSdeG liderado por el lucense José Blanco, actual ministro de Fomento, López Orozco ha replicado que, a día de hoy, los socialistas gallegos tienen un líder, Manuel 'Pachi' Vázquez, que "está haciendo las cosas bien".

Aún consciente de que, en política, todo puede "cambiar en días", ha aplaudido el "buen" trabajo de Vázquez y ha considerado "un milagro" que el PSdeG se haya "enganchado de nuevo al trabajo sin traumas", tras perder las elecciones autonómicas de 2009. "El futuro lo haremos entre todos", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento