El Síndic insta al Ayuntamiento a acordar medidas con los vecinos para evitar estacionamientos "incontrolados"

El Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, ha instado al Ayuntamiento de Valencia a que, con la participación de los vecinos y comerciantes, se analicen y estudien medidas para evitar estacionamientos "incontrolados" y lograr un medio urbano "sano y de alta calidad".
Coches aparcados
Coches aparcados
EP

El Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, ha instado al Ayuntamiento de Valencia a que, con la participación de los vecinos y comerciantes, se analicen y estudien medidas para evitar estacionamientos "incontrolados" y lograr un medio urbano "sano y de alta calidad".

Así consta en una recomendación del Síndic, consultada por Europa Press, tras la queja de un vecino denunciando "molestias que injustamente" padecen los vecinos de las calles Literato Azorín y Cuba por la "constante existencia" de vehículos aparcados en doble y triple fila, que "impiden el tránsito de los peatones" y, además, generan "una insoportable contaminación acústica que supera los límites legales máximos".

El defensor del pueblo valenciano, con el objeto de contrastar estas afirmaciones, requirió un informe Ayuntamiento de Valencia, quien aseguró que en la zona se procede a la denuncia de vehículos cuando se observa la comisión de infracciones e incluso, en ocasiones, se lleva a efecto su retirada.

El consistorio puntualizó que a lo largo de este año se han denunciado en la Calle Cuba por estacionar en zona de carga y descarga 80 vehículos, de los que han sido retirados diez, y por doble fila, se han realizado 38 denuncias, y han sido retirados también diez.

Respecto a la calle Literato Azorín, según datos aportados por el Ayuntamiento, por estacionar en zona de carga y descarga se han denunciado 39 vehículos y han sido retirados 13 con la grúa, y por doble fila, se han denunciado 164 vehículos, de los que seis se han retirado.

Sin embargo, en la fase de alegaciones al informe municipal, el autor de la queja insistió en denunciar que, a pesar de las sanciones impuestas por los agentes de la Policía Local, la situación existente en la zona "no ha mejorado".

Por ello, considera que el Ayuntamiento debe poner en práctica "cualquiera de los métodos que con éxito se vienen ensayando en otras zonas comerciales" de la ciudad, como la reurbanización de aceras para limitar la calzada al paso de los vehículos sin opción para la doble fila, la instauración de zona reguladora azul o naranja, con el apoyo de parquímetros y controladores a pie de calle, o la presencia cautelar de los agentes en patrulla.

El Síndic de Greuges, en su escrito, señala que el tráfico de vehículos y su estacionamiento "incontrolado" tiene "un impacto significativo en el medio ambiente y en la salud de las personas que viven en las ciudades", así como "en la calidad de vida global en las mismas".

Asimismo, reconoce que el ruido en las zonas urbanas "es también un problema grave y con tendencia al alza", que produce "grandes molestias" y tiene "un efecto negativo sobre el sueño y la calidad de vida de las personas".

Para José Cholbi, "la responsabilidad de conseguir un medio ambiente urbano sostenible y sano reside en los poderes públicos y también en los propios ciudadanos", ya que entiende que las opciones y comportamientos individuales "influyen mucho en el éxito de cualquier proyecto local o marco de acción".

"planteamiento sostenible"

En este sentido, considera que "la falta de una conciencia pública sobre las consecuencias medioambientales de las acciones individuales representa a veces una barrera considerable que dificulta un planteamiento más sostenible".

En opinión del Síndic de Greuges, "la sensibilización del público y la modificación de los comportamientos son elementos importantes de toda estrategia para un medio ambiente urbano sano y de alta calidad". Al respecto, aboga porque las estrategias de los municipios incluyan actividades que puedan fomentar modificaciones del comportamiento de las personas que viven en las ciudades.

Por todo ello, ha recomendado al Ayuntamiento de Valencia que sin perjuicio de mantener la vigilancia policial con el objeto de sancionar las infracciones de tráfico que se cometan, se analicen y estudien en profundidad otras posibles medidas, con la participación de los vecinos y comerciantes, para lograr un medio urbano "sano y de alta calidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento