El TS revisará el martes la sentencia contra tres condenados por atacar a una patrulla de la Policía Foral en 2008

El Tribunal Supremo celebrará una vista el próximo martes para estudiar los recursos presentados contra la condena a cuatro años, nueve meses y un día de prisión impuesta a los presuntos miembros de ETA Iñaki Marín Mercero, Iker Araguas Jusue y Xabier Sagardoy Lana por atacar con cócteles molotov una patrulla de la Policía Foral.
Fachada del Tribunal Supremo
Fachada del Tribunal Supremo
EP

El Tribunal Supremo celebrará una vista el próximo martes para estudiar los recursos presentados contra la condena a cuatro años, nueve meses y un día de prisión impuesta a los presuntos miembros de ETA Iñaki Marín Mercero, Iker Araguas Jusue y Xabier Sagardoy Lana por atacar con cócteles molotov una patrulla de la Policía Foral.

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional les condenó por tenencia de aparatos explosivos o incendiarios con fines terroristas y desórdenes públicos con agravante de disfraz, en grado de tentativa, al considerar probado que la noche del 8 de marzo de 2008 formaban parte de un grupo de 20 jóvenes que se reunió para "alterar la tranquilidad" electoral —se trataba de la víspera de las elecciones— lanzando cócteles molotov contra algunos cajeros automáticos situados en el casco viejo de Pamplona.

Para llevar a cabo su acción, se repartieron guantes de látex y "al menos 18 bolsas" con botellas con sustancia explosiva inflamable y se taparon el rostro con verdugos, algunos confeccionados con mangas de camisetas agujereadas para evitar ser reconocidos. Según la sentencia, Marín y Araguas cogieron sendas bolsas, no así Sagardoy, que "debía encargarse de vigilar".

Insultos y agresión

El grupo se dirigió al barrio viejo de la capital navarra, donde se encontraron con una patrulla de la Policía Foral. Al verlo, los jóvenes comenzaron a insultarles al grito de "hijos de puta" y "txakurras" (perros) y algunos de ellos empezaron a lanzar los artefactos contra el vehículo policial, mientras que otros los arrojaron contra el suelo.

Tras el ataque, todos se dieron a la fuga, momento en que fue detenido Ijurco. Sus compañeros trataron de obstaculizar el arresto lanzando "todo tipo de objetos" contra los agentes, antes de lograr dispersarse.

La Audiencia Nacional consideró suficientemente probado que Marín y Araguas participaron en los hechos y portaban las bolsas con los artefactos, pero afirmaba que "no consta acreditado que los lanzasen contra los policías".

En el juicio, Araguas y Marín reconocieron que acudieron a la cita con Ijurco porque, en principio, pretendían "dañar un cajero automático". Explicaron que de camino al centro, se encontraron con la patrulla de la Policía, pero aseguraron que dejaron "la botella" incendiaria en el suelo y se fueron "corriendo".

"Yo siempre he tenido muy claro que no quería dañar a ninguna persona, por eso, cuando apareció la Policía me di la vuelta", relató Araguas durante el juicio en la Audiencia Nacional. Por su parte, Sagardoy aseguró que sólo se prestó voluntario para "vigilar" mientras atacaban un cajero, algo que no llegó a producirse.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento