Condenado a cuatro años por agredir, insultar y amenazar a su pareja durante nueve años

La Audiencia Provincial de Almería ha confirmado la pena de cuatro años de prisión a un hombre que, durante nueve años de relación, sometió a su compañera sentimental a continuas palizas, insultos y amenazas de muerte con las que la colocó bajo "una situación permanente de agresividad tanto física como verbal".

La Audiencia Provincial de Almería ha confirmado la pena de cuatro años de prisión a un hombre que, durante nueve años de relación, sometió a su compañera sentimental a continuas palizas, insultos y amenazas de muerte con las que la colocó bajo "una situación permanente de agresividad tanto física como verbal".

La sentencia de la Sección Tercera, a la que tuvo acceso Europa Press, rechaza el recurso de apelación del acusado y ratifica las penas de dos años de prisión como autor de delitos de malos tratos en el ámbito familiar y de lesiones al considerar que el testimonio que la víctima prestó en juicio fue "firme, estable y rotundo".

Desestima, en esta línea, que el hecho de que la mujer no denunciase constituya un factor "decisivo" para dudar de la veracidad de su declaración y alude al "minucioso" informe de valoración integral de los médicos forenses y el psicólogo, que reveló que el que no rompiese con el agresor denota una situación de "dependencia debido a la anulación" de su carácter.

Según consta en la sentencia, acusado y víctima mantenían una relación sentimental hacía nueve años en la pedanía de Campohermoso, en el municipio de Níjar (Almería). Prácticamente desde el inicio de la relación y en el interior de la vivienda que ambos compartían, ella fue víctima de continuas agresiones, insultos y amenazas de muerte.

El "último episodio violento" por parte del maltratador, con antecedentes penales, tuvo lugar en junio de 2006 en la estación de servicio conocida como 'El 21' en Níjar. Durante una discusión, "la golpeó por todo el cuerpo" y le ocasionó contusiones múltiples en la cabeza, el hombro y la rodilla izquierda, así como en una mano.

La mujer preciso tratamiento médico debido a sus lesiones, de las que tardó en curar diez días. Después de esta agresión, decidió denunciar los hechos y "poner fin a la situación vivida" pese a lo cual presenta como secuelas trastornos psicosomáticos, síntomas depresivos e inadaptación "significativa".

El fallo impone al acusado cuatro años de alejamiento y prohibición de comunicarse con su ex compañera sentimental a menos de 200 metros, le prohíbe la tenencia y porte de armas durante tres años y seis meses, y le obliga al pago de una indemnización de 510 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento