Entierro de Elizabeth Taylor
El cortejo fúnebre abandona el cementerio Forest Lawn Memorial tras dar sepultura a Elizabeth Taylor. Mario Anzuoni / REUTERS

La actriz Elizabeth Taylor recibió sepultura en el cementerio Forest Lawn de Glendale, en Los Ángeles, en un ataúd de caoba valorado en 11.000 dólares ( 7.800 euros) tras un funeral privado al que asistió la familia y un grupo reducido de amigos, según detalló este viernes la página web TMZ.

Taylor, que falleció el miércoles a los 79 años en esa ciudad californiana víctima de una insuficiencia cardíaca, se convirtió al judaísmo en 1950 y fiel a las prácticas de esa religión fue enterrada en las 24 horas que siguieron a su muerte.

Está previsto que se celebre un funeral público Ganadora de dos Óscar por su papel en Una mujer marcada (1960) y ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966), la intérprete de Cleopatra (1963) fue símbolo del "glamour" de Hollywood durante su vida, en la que se casó 8 veces y atesoró una importante colección de joyas.

Una forma de ser temperamental y apasionada propia de una diva que se dejó ver incluso en su funeral, al que por petición propia llegó 15 minutos tarde.

Su ataúd, valorado en 11.000 dólares, estaba decorado con gardenias, violetas y lilas, y fue depositado en el Gran Mausoleo del cementerio, el mismo recinto donde yacen los restos del que fuera gran amigo de la actriz, el "rey del pop" Michael Jackson.

El funeral oficiado por el rabino Jerry Cutler duró una hora e incluyó una lectura de un poema de Gerard Manley Hopkins, The Leaden Echo and the Golden Echo, que realizó el actor Colin Farrell.

Está previsto que se organice un funeral público en honor de Elizabeth Taylor en una fecha aún pendiente de confirmación.