Melena
Un cabello así de espléndido necesita de muchos cuidados. MAJIREL

Apostamos siempre por los cambios de look, los cortes radicales y los tintes, pero lo más importante para seguir luciendo radiante es cuidarse el cabello de forma adecuada, ya que si no, puede haber consecuencias no deseadas.

Si no se cuida de manera apropiada, un color a la moda puede acabar siendo todo un horrorUna de las tendencias que arrasa esta temporada es la de las mechas californianas. Se trata de un tipo de tinte que consiste conseguir una gama de color en degradé, de forma que la raíz es la parte más oscura, y el color se va aclarando hasta las puntas.

El efecto es el mismo que si hubieras pasado una temporada bajo el sol de las playas de California (de ahí su nombre). Pero si no se cuida de manera apropiada, un color a la moda puede acabar siendo todo un horror.

Contra el amoniaco, hidratación

Los tintes contienen amoníaco, un elemento alcalino que es el que consigue eliminar nuestra base de color natural, para que el cabello pueda absorber el pigmento de tono deseado. Es un proceso en el que el pelo sufre mucho y se reseca, por ello la hidratación posterior es fundamental no solo para que el color dure más tiempo sino también para que el cabello permanezca fuerte y sano.

Al descuidar el pelo, el tono se perderá y simplemente quedará el amoníacoUtilizar champús, mascarillas y protectores de pelo especiales para cabellos teñidos son una ayuda extra para mantener el tinte como el primer día.

De no ser así, el abuso de productos de fijación, utilizar champús que resecan el pelo, y abusar de secadores y planchas sin usar productos protectores del pelo pueden acabar provocando que tu cabello se reseque y se vea fosco, con aspecto de estropajo además de un tacto mucho más áspero.

Con respecto al color, si no se cuida de forma adecuada, el tono se perderá rápidamente y simplemente quedará el pelo con el amoníaco, con un aspecto artificial muy poco vistoso.