Logo del sitio
Anitta Ruiz  Consultora de moda | #LAROPAHABLA

La pasarela del besamanos

Isabel Diaz Ayuso saluda a la reina Letizia en la Cena de Gala que se celebró por la visita del emir de Catar en el Palacio Real de Madrid
Isabel Diaz Ayuso saluda a la reina Letizia en la Cena de Gala que se celebró por la visita del emir de Catar en el Palacio Real de Madrid
GTRES

“Para gustos los colores”, así terminamos la semana pasada esta columna y así la empezamos hoy. Todo a cuenta del abanico de estilismos que vimos desplegados en la Cena de Gala dedicada al Emir de Catar hace unos días. ¡Qué nos gusta un buen besamanos para cotillear a conciencia lo que llevan los invitados a estos saraos de alto copete!

Empecemos por los anfitriones y los homenajeados. Sin duda alguna ha sido uno de los días más espectaculares de Doña Letizia. Ese Gabriel Lage brocado convirtió a la monarca en todo un sueño de princesa emiratí de cuento. Los brocados, los hilos de plata, las mangas y sobre todo la cola. Por ponerle una pega, ya que claramente querían hacer un guiño a la tierra de los invitados de honor, ¿por qué no elegir un diseñador de la zona en vez de un argentino? Esto me recuerda a Michelle Obama, la ‘reina’ de la 'fashion politics'. Durante todo el mandato de su marido, y en cada cena de gala en la Casa Blanca, la Primera Dama buscaba un diseñador vinculado con el país invitado. Pero volvamos a Madrid, que me distraigo. Yo eché de menos una de esas tiaras maravillosas del joyero real, pero por deferencia a los árabes, que no tienen este tipo de adornos, no correspondía. Es verdad que podría entender esto cuando la mujer lleve el pelo cubierto, como la jequesa Mozha, pero pierde un poco de sentido cuando han occidentalizado su look. (Doña Letizia no tuvo ningún reparo en ponerse “la rusa” para recibir al Presidente de Argentina y su esposa). Aunque todo sea dicho, los pendientes que acababa de recibir de regalo de los cataríes bien valían ser joya exclusiva. Seguimos esperando otro “tiarazo real” pues.

Letizia, con vestido largo con bordado de guipur en la cena de gala con el emir de Catar
Letizia, con vestido largo con bordado de guipur en la cena de gala con el emir de Catar
GTRES

Junto a Doña Letizia estaba la jequesa Jawaher, de negro y de Luis Vuitton. Que para algo en su país son líderes en compras en firmas de lujo ¡Qué corran los petrodólares!

El Palacio Real de Madrid se ha engalanado esta noche para agasajar al emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, y a su esposa, a quienes los reyes le han ofrecido una cena de gala sin carne, ni vino, para respetar las reglas del islam, y en la que la reina Letizia ha lucido unos pendientes de diamantes que le han regalado los jeques.
El Palacio Real de Madrid se engaló para agasajar al emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, y a su esposa, a quienes los reyes le han ofrecido una cena de gala sin carne, ni vino, para respetar las reglas del islam, y en la que la reina Letizia lució unos pendientes de diamantes que le regalaron los jeques.

Vayamos con los invitados. Para que nos situemos todos, que supongo que como a mí tampoco les han convidado a una de estas recepciones en el Palacio Real. En caso de que esto ocurra en un futuro que sepáis que primero recibes una invitación donde además de las indicaciones de hora y lugar se adjunta un código de etiqueta. En este caso vestido largo para ellas, frac para ellos (o uniforme de gran etiqueta). Del mismo modo se indica las condecoraciones que van a llevar los Reyes y se invita a los asistentes que en caso de tener alguna, la luzcan en sus atuendos. Una invitada incluso preguntó al impecable servicio de protocolo de Casa Real si ella podía llevar tiara. Que sepáis que sí, aunque no tengáis ningún título, siempre que sea más pequeña que la que lleve la Reina.

En esta ocasión, como os podéis imaginar, Marina Conde, dueña de la firma de moda de La Condesa, se quedó con las ganas ¡con lo bien que luce ella las joyas de Bárcenas! Ahora yo sólo quiero que me inviten a mí a una de estas cenas para ponerme algo brillante en la cabeza.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid dejó claro con un vestido de un sólo hombro que el dicho popular “rosa y rojo patada en el ojo” está pasadísimo de moda. Me gustó mucho la combinación.

Isabel Díaz Ayuso durante la Cena de Gala en el Palacio Real de Madrid con los reyes y el emir de Catar
Isabel Díaz Ayuso durante la Cena de Gala en el Palacio Real de Madrid con los reyes y el emir de Catar
GTRES

Por el negro optaron varias de las invitadas, un color que nunca falla, como Esther Alcocer Koplowitz o la ministra Maroto. Hablando de ella, pongamos el foco en los pies de las invitadas. Casi todas optaron por llevar sandalias, cosa que se entiende por ser verano pero que hasta hace nada estaba auténticamente desaconsejado en cenas de gala, ya que lo correcto con los vestidos largos es llevar medias y por tanto zapato cerrado. Es cierto que las normas se han relajado y ahora lo de las sandalias es algo habitual… pero por favor en caso de optar por ellas digamos adiós a los 'pantys'. El detalle de ver las costuras en las sandalias y encima pisando las maravillosas alfombras del Palacio Real no queda nada bien. Y es que, queridas lectoras, un mal zapato fastidia cualquier buen look. Algo que le ha pasado a Patricia Botín, elegantísima con una falda de estilo mantón de Manila pero con unas sandalias de tacón excesivamente ancho y por tanto de aire muy informal.

Ana Patricia Botín durante la Cena de Gala en el Palacio Real de Madrid
Ana Patricia Botín durante la Cena de Gala en el Palacio Real de Madrid
GTRES

Para ir terminando, mis dos invitadas favoritas. Por un lado Cuca Gamarra, que incumplió totalmente la etiqueta y se atrevió con un dificilísimo vestido de Cherubina que a mi me tiene fascinada. Aunque creo que no hay mucha gente que opine como yo, a tenor de los cientos de mensajes que he recibido en mi instagram diciéndome que me he vuelto loca. Pero qué queréis que os diga, me encanta la gente que se atreve, que prueba cosas diferentes y arriesga.

Cuca Gamarra durante la Cena de Gala en el Palacio Real de Madrid
Cuca Gamarra durante la Cena de Gala en el Palacio Real de Madrid
GTRES

Por último la mejor de todas, Isabel Nuñez, que llevaba un vestido de su firma Inuñez. En un tono rojo ideal, con un patrón super original y muy distintivo de su marca y que además cumplió con todas las normas de etiqueta incluidas unas finísimas medias negras con un delicado zapato cerrado. De 10.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento