Llegan las modelos 'midsize': ¿Será el 2023 el año en el que triunfará la talla media en las pasarelas?

Jill Kortleve, modelo 'midsize' que ha desfilado para grandes firmas
Jill Kortleve, modelo 'midsize' que ha desfilado para grandes firmas
Getty Images

Durante décadas, los desfiles de moda han pertenecido a las modelos más delgadas, aquellas que tienen, o incluso ni llegan a las conocidas medidas de 90-60-90 y han sido el gran referente en los cánones de belleza. El espejo en el que muchas mujeres han querido verse reflejadas. Con la llegada de las Kardashian, las modelos 'curvy' o 'plus size' se hicieron un (pequeño) hueco en la industria, destacando los nombres de Ashley Graham, Paloma Elsesser y Precious Lee.

Aunque era poca, su presencia en las pasarelas supuso un soplo de aire fresco y algo de representación en un mundo donde la diversidad corporal destaca por su ausencia. La necesidad de ampliar la variedad de tallas en la industria era difícil de ignorar y, aunque con algunas reticencias, los diseñadores comenzaron a incluir, muy lentamente, a modelos con tallas no convencionales en sus catálogos y desfiles.

Sin embargo, nadie hablaba del elefante en la habitación: la silenciosa ausencia de mujeres con talla media, es decir, aquellas que van de la 38 a la 42. Como ya sabemos los que nos dedicamos a los medios, lo que no se nombra, no existe, por lo que esta situación no hacía más que acentuar la gran problemática en cuanto a la aceptación corporal. Sin referentes, es muy difícil aprobarse.

Con el movimiento 'body positive' las mujeres 'midsize' comenzaron a tener más protagonismo en redes sociales, consiguiendo que las marcas no pudieran mirar más hacia otro lado. Fue entonces cuando apareció Jill Kortleve. Con una talla 40, su entrada al mundo de la moda fue una gran revolución, siendo la imagen de las modelos 'in between', las de talla media.

Jill Kortleve desfilando para Alexander McQueen, SS23
Jill Kortleve desfilando para Alexander McQueen, SS23
IMAXTREE

En 2019 hizo su debut en las pasarelas y desde entonces su popularidad ha subido como la espuma, llegando a protagonizar una portada de la revista Vogue y desfilando en casas de Alta Costura en la Semana de la Moda, como ha hecho con Chanel y Valentino, aunque ha protagonizado otros muchos de 'prêt-à-porter'.

No obstante, no todo son noticias positivas, ya que los diseñadores prefieren seguir trabajando con las 'fitting model', modelos con las mismas medidas convencionales para producir mucho más rápido y en serie. Cuando incluyen modelos que se salen de estas tallas tipo, tienen que hacérselo a medida, lo que encarece y alarga más la producción, por lo que estos diseños suelen ser mucho más simples que los demás. Son pocas las casas que realmente saben confeccionar fuera de las tallas estándar.

Celina Ralph y Luca Biggs, los nuevos rostros 'midsize'

La empresa de análisis de datos Launchmetrics destacó que, desde abril de 2021 hasta noviembre de 2022, el interés por la moda 'midsize' fue en aumento en todas las plataformas y calcularon 18.700 menciones a las que otorgan un Media Impact Value (MIV) –un valor monetario asignado a las publicaciones digitales– de 56 millones de dólares. Instagram es la red con mayor contenido sobre el tema y aseguran que en TikTok va al alza, registrando un crecimiento del 20% mensual.

Con estos datos tan impactantes, el interés de las grandes firmas por estas modelos aumentó considerablemente, por lo que surgieron nuevos nombres en la industria: Celina Ralph y Luca Biggs. Ambas modelos encajan dentro de las medias establecidas como talla media, sumándose a la representación de este tipo de cuerpos a la industria.

Celina Ralph desfilando para Molly Goddard, SS23
Celina Ralph desfilando para Molly Goddard, SS23
IMAXTREE

En el caso de Celina Ralph, su presencia en desfiles ha sido considerablemente mayor que la de Luca Biggs, apareciendo en las pasarelas de Molly Goddard, Altuzarra, Boss, COS y Alexander McQueen. Por otro lado, también ha aparecido en los catálogos de Good American y H&M, así como ha aparecido en la revista Vogue de la edición británica e italiana.

Por su parte, Biggs comienza a despegar en el desfile de Alexander McQueen y ha sido imagen de la colaboración entre Zara y Good American, la marca de vaqueros de Khloé Kardashian. Además, también la hemos visto en los catálogos de Acne Studios, Calvin Klein y H&M, y ha posado para Vogue en varias ocasiones.

Luca Biggs desfilando para Alexander McQueen, SS22
Luca Biggs desfilando para Alexander McQueen, SS22
IMAXTREE

Otras modelos 'midsize' están comenzando a hacerse un hueco entre los catálogos de las tiendas más importantes, como pueden ser Zara, Mango o H&M, aunque todavía no tienen la suficiente importancia en la industria como para hacerse un hueco en los desfiles de grandes diseñadores.

No sabemos si este cambio corresponde a una verdadera revolución en la industria de la moda o a una nueva campaña de marketing por las firmas más importantes para mostrar una imagen más inclusiva de cara a sus futuras clientes y adentrarse a un nuevo nicho de mercado que aún está sin explotar. Si una cosa tenemos clara, es que en este 2023, las modelos 'midsize' vienen pisando fuerte.

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de belleza, moda y estilo de vida? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento