¿Es mala la educación sexual que reciben las mujeres?

Imagen de archivo de una pareja en la cama
Muchas mujeres notan carencias en la educación sexual que reciben. 
GTRES

¿Hay una educación sexual de calidad? La mayoría de las mujeres tienen claro que no, tal vez, porque esta se reduce a una clase por año en el instituto en la que no hay tiempo para profundizar en todo lo que supone hablar sobre este tema. Y es que, en la gran parte de las ocasiones, de lo único de lo que se informa es de métodos anticonceptivos. 

¿Qué es la educación sexual?

La educación sexual sí tiene una parte en la que hay que hablar de métodos anticonceptivos y cómo colocar un preservativo. Sin embargo, jamás debe dejar de lado aspectos tan importantes como los que abordan desde la Asociación de Sexualidad Educativa (ASSEX): salud afectivo-sexual, sexualidad, relaciones de pareja y madurez sexual.

Con tan solo una hora es imposible abarcar todos estos aspectos y, por eso, en el momento de elegir se apuesta por lo práctico. Esto tiene serias consecuencias para la salud sexual de las mujeres, pues no es una coincidencia que durante los últimos años las cifras de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) hayan aumentado.

El Observatorio Bloom: ITS en mujeres en España llevó a cabo un estudio que reveló datos muy asombrosos. Desde 2012, como informan, ha habido un aumento de ITS de un 1073 %. Un porcentaje que alarma y que pone sobre la mesa un problema grave al que no se le está prestando la suficiente atención. Pues hay ITS que pueden derivar en enfermedades.

Un ejemplo es el Virus del Papiloma Humano (VPH) que afecta a un 29 % de las mujeres entre 18 - 25 años y a un 14,3 % en otras edades, según el Ministerio de Sanidad. Las cepas VPH16 y VPH18 son las que pueden provocar cáncer de cuello de útero. Dado que es un virus, es el cuerpo el encargado de eliminarlo. Cuando no sucede, puede aparecer el cáncer.

Más del 70 % de las mujeres cree que la educación sexual recibida no es nada buena

El estudio del Observatorio Bloom también arrojó otro tipo de información importante como que más del 70 % de las mujeres cree que la educación sexual es regular o muy mala. ¿El problema? El desconocimiento en el terreno sexual, pues la edad actual en la que los jóvenes pierden la virginidad está entre los 15 - 18 años. 

La educación sexual recibida en los institutos no es suficiente y acudir a Internet, algo habitual, no es el método más adecuado para aprender. Al final, creemos estar informadas y saberlo todo sobre nuestra sexualidad, cuando en realidad no es así. Se necesita un cambio profundo para que todo esto empiece a cambiar y esas cifras de ITS desciendan. 

La visión coitocentrista del sexo, que también promueven esas clases de educación sexual en la que se habla de cómo poner un preservativo y otros métodos anticonceptivos sin más, no ayuda. La educación sexual debe ir más allá sumergiéndose en el terreno de las relaciones personales y profundizando en aquellas afectivo-sexuales para que sean sanas. 

Como explica Cámara, enfermera especialista en ginecología y obstetricia, sexóloga y colaboradora de Bloom, "¿qué vas a enseñar a tus hijos e hijas? No podemos educar en lo que no hemos sido educados. Además, no hablar también es una forma de educar en sexualidad: se perpetúa el tabú y el silencio”. Un problema que se traslada de generación en generación y que es momento de romper. 

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de salud y mujer? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento