Teresa Viejo Periodista y escritora
OPINIÓN

Desmemoriadas

Recuerdos y vivencias
Recuerdos y vivencias
Pexels
Recuerdos y vivencias

En el libro Por qué recordamos, el neurocientífico Charan Ranganath explica los hábitos que entorpecen a nuestra memoria y nos envejecen. Los repetimos a diario.

A cualquiera nos gusta recordar, especialmente los detalles positivos, sin embargo, cuenta este profesor de la Universidad de California, donde dirige el Laboratorio de Memoria Dinámica, que nuestro cerebro no está diseñado para ello. Tiene cierta lógica. Si no olvidásemos lo negativo, arrastraríamos un endémico rencor hacia quienes nos han lastimado. Olvidar no es un fallo, sino el mecanismo por el cual nuestra mente prioriza la información, discernimos el mundo y establecemos las bases de nuestras relaciones. 

Portada del libro ''Por qué recordamos''
Portada del libro ''Por qué recordamos''
Charan Ranganath

La ruptura de Mª José Suárez y Álvaro Muñoz Escassi me ha traído a la cabeza este libro, en especial cuando la prensa rosa ha hablado de la falta de memoria de algunas mujeres respecto de las andanzas anteriores de sus parejas. Tengo cariño a Mª José, recuerdo que cuando dirigía Interviú realizó un reportaje para su portada, valiente y muy creativo, donde salía bellísima. Me pareció una mujer inteligente, a pesar de que debamos desconfiar de lo que archiva o no nuestra mente.

¿Por qué alguien no recuerda el pasado de su pareja y cómo se comportó en otras relaciones, aunque se lo hayan advertido? La mayoría lo ignora porque, según el científico, lo que sabemos de la memoria está mal orientado, así que, salvo que nos esforcemos en recordar lo significativo, lo natural es olvidarlo. Recordamos los que nos emociona, cierto, pero no es suficiente. Pensar que un extraordinario verano se recuerda eternamente, resulta irreal. ¿Acaso tú rememoras cada instante de tus veranos? ¿Las conversaciones con tu primer novio? ¿El primer beso en la playa? 

Si respondes afirmativo es porque realizaste un esfuerzo, ya no solo para archivar ese recuerdo, sino para dotarle de la entidad suficiente como para que sobresaliera entre los demás. Según Ranganath, los recuerdos compiten entre sí -como si estuvieran en lucha para trascender al consciente- porque nuestra memoria es limitada; en suma: en nuestro disco duro no cabe todo y hay que ir reiniciándolo para incorporar la huella de nuevas vivencias.

En nuestro disco duro no cabe todo y hay que ir reiniciándolo para incorporar la huella de nuevas vivencias.

Si Muñoz Escassi ha agraviado a Mª José durante su relación, conociendo ella esos episodios amargos, según el científico, no tiene por qué recordarlos salvo que se haya entrenado para perfeccionar su memoria, por lo que habrá aprendido no a recordar más, sino a hacerlo mejor. ¿Cómo podemos lograrlo y qué nos impide optimizar nuestra memoria? 

La verdadera relación entre Álvaro Muñoz Escassi y María José Suárez, al descubierto en televisión
La verdadera relación entre Álvaro Muñoz Escassi y María José Suárez, al descubierto en televisión
  1. La multitarea. Nuestro cerebro tiene un número limitado de neuronas encargadas de almacenar los recuerdos, por tanto, entrenemos la atención para que ellas se dirijan al esfuerzo de recordar, ayudándonos de cualquiera de los sentidos: la imagen visual, el aroma que caracterizaba a ese momento, el sonido que nos acompañaba… Como ves una curiosidad superlativa por identificar hasta el mínimo detalle de nuestro entorno.
  2. La falta de sueño. Si no dormimos, no sedimentamos las vivencias en el hipocampo, y si nuestra pareja nos la juega, no solo nos roba la confianza sino el descanso.
  3. El exceso de tecnología nos impide recordar de forma natural. Si el móvil está lleno de fotos, para qué vamos a recordar esas imágenes: no confiamos en nuestra capacidad de rememorar aquello cuyo espíritu queremos preservar.
  4. La monotonía. La rutina, un día igual a otro, no es el mejor marco para preservar experiencias en el recuerdo. Como hace unos días me dijo el gran científico Ramón Cacabelos, ''Si te arrastra la rutina, te vulgariza''.

Lo natural, entonces, es olvidar. Lo anómalo sería mantener una relación obsesionadas con lo que la otra persona hizo en el pasado.

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de belleza, moda y estilo de vida? Apúntate a nuestra Newsletter.

Teresa Viejo
Periodista y escritora

Mi nombre es Teresa Viejo y soy una contadora de historias, que estudia los efectos de la curiosidad en el comportamiento humano. Gracias al periodismo he observado la vida desde ángulos muy variados, pero tras muchos años entre focos sé que la mejor luz la emitimos las personas, por eso te descubriré a mujeres inspiradoras a quienes les ha “salvado” su curiosidad. ¿Cómo? Ya lo verás. También dirijo programas y escribo libros, la mayoría novelas de misterio, menos el último que se lo he dedicado a nuestra principal competencia –“La niña que todo lo quería saber. La curiosidad: claves para una vida más inteligente y feliz”-. También conduzco “La Observadora” en RNE y practico la Comunicación No Violenta y la Indagación Apreciativa. ¡Ah! Ser Embajadora de UNICEF me llena de orgullo. Como vivo en modo aprendizaje, casi nunca miro hacia atrás. Bueno, un día sí… un día me puse a contar las entrevistas que había realizado y al llegar a las diez mil, paré abrumada. Preguntar es más revolucionario que afirmar y ahora enseño a las personas a hacerlo. Y a liderar activando su curiosidad. Tú también puedes, créeme. ¿Te he contado que mi bebida favorita es el té?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento