Cómo elegir la talla correcta para un aumento de pecho

El aumento de pecho es una de las cirugías estéticas más demandadas en España, algo que no significa que debamos tomarlo a la ligera. ¿La clave del éxito? Conseguir un resultado natural y armonioso acorde a nuestra fisonomía.
Elegir la talla correcta del implante nos va a ahorrar muchos disgustos posteriores.
Elegir la talla correcta del implante nos va a ahorrar muchos disgustos posteriores.
Getty Images/iStock
Elegir la talla correcta del implante nos va a ahorrar muchos disgustos posteriores.

Aumentar y remodelar nuestro pecho puede tener efectos beneficiosos en nuestra autoestima, y además se ha convertido en una de las intervenciones de cirugía estética más habituales en nuestro país. Sin embargo, que esté na la orden del día no significa que valga todo ni que se pueda llevar a cabo de cualquier manera, 'a granel'.

Una cirugía plástica de mama requiere de un profundo estudio estético, de calibrar correctamente las proporciones y la fisonomía de cada paciente (que es personal e intransferible) para conseguir los objetivos deseados por ambas partes. Porque, aunque el deseo de la paciente se coloca en primer lugar, debe contar siempre con el consenso del profesional, principal soporte de un resultado satisfactorio.

Cuando una paciente desea aumentar (o reducir) su talla de pecho, es imprescindible que interactúe con su cirujano estético y que ambos decidan la talla correcta que evite una desproporción indeseada y que garantice el confort de la mujer que ha tomado la decisión.

Así 'funcionan' los implantes de pecho: Clase teórica

Los implantes mamarios se miden en centímetros cúbicos.
Los implantes mamarios se miden en centímetros cúbicos.
Bea Langreo | IstockPhoto

"Los implantes de pecho varían en tamaño y se miden en centímetros cúbicos (cc). Los tamaños más comunes van desde los 150 cc hasta los 800 cc, aunque existen opciones tanto más pequeñas como más grandes". El doctor Gullón Cabrero, cirujano plástico de Clínica FEMM, insiste en que “es fundamental seleccionar un tamaño que complemente el cuerpo de la paciente y no sólo que se base en la apariencia deseada.”

Uno de los aspectos más importantes a la hora de elegir la talla de los implantes mamarios es tener muy en cuenta la fisionomía de la paciente. Cada cuerpo es único y lo que funciona para una persona puede no ser adecuado para otra. "La elección de la talla debe basarse en las proporciones del cuerpo de la paciente y en su estructura anatómica. Un implante demasiado grande o demasiado pequeño puede causar desproporción y afectar negativamente a la apariencia y el confort de la paciente", señala el doctor.

El diálogo imprescindible paciente-cirujano

Un médico utiliza un dispositivo electrónico durante una consulta.
El primer diálogo entre cirujano y paciente es absolutamente fundamental.
Pixabay

A la hora de ajustar la talla de la prótesis a cada paciente, el doctor Gullón Cabrero indica cuatro aspectos que paciente y cirujano deben tener muy en cuenta en la consecución de un resultado óptimo para ambas partes. Para ello, en la base, siempre debe primar el diálogo entre el profesional y la paciente.

1. Expectativas personales

Para poder comenzar el proceso, y llegar al consenso, es esencial que la paciente tenga una idea clara de lo que desea conseguir. ¿Busca un cambio sutil o un aumento significativo, que 'se note mucho'? La comunicación abierta con el cirujano es crucial para alinear expectativas e iniciar la cirugía.

2. Características del implante

En segundo lugar, ambas partes deben elegir con qué tipo de implante se va a trabajar. Los implantes pueden ser redondos o anatómicos (en forma de lágrima), y cada uno ofrece diferentes ventajas estéticas. Los implantes redondos suelen proporcionar más volumen en la parte superior del pecho, mientras que los anatómicos ofrecen un aspecto más natural.

3. 'Tomar medidas' 

Aumento de pecho.
Los implantes deben estar proporcionados con la fisonomía de la paciente.
ARCHIVO

Durante el proceso de decisión de las características del implante que vamos a elegir, existe un paso insoslayable que es la evaluación médica por parte del cirujano. Este paso, de vital importancia, incluye medir la base del seno, la elasticidad de la piel y la cantidad de tejido mamario existente. Estas medidas ayudan a determinar el rango de tamaños de los implantes que serían adecuados.

4. Tener muy en cuenta el estilo de vida de la paciente

Mujer come un snack saludable tras entrenar.
La mujeres con un estilo de vida más activo, que practican deporte de forma asidua, suelen optar por implantes más pequeños.
Getty Images

En función del tipo de vida de la paciente, las actividades que realiza a diario, si practica deporte o no, su trabajo… todo va a influir en la elección de la talla correcta.“Por ejemplo, por mi experiencia, las mujeres atléticas se suelen inclinar hacia implantes más pequeños que no interfieran con sus actividades físicas”, aclara el doctor de FEMM. 

Este es el proceso correcto a seguir para una cirugía de pecho

Personas de cualquier edad son susceptibles de padecer esta dolencia.
Desde el comienzo, el cirujano que va a realizar la intervención debe ser nuestro interlocutor, y no otro.
ARCHIVO

El proceso de selección de la talla de los implantes generalmente debe seguir una serie de pasos clave. Antes de nada, por supuesto, está la consulta inicial, en la que el cirujano plástico y la paciente abordan los objetivos y expectativas. En esta primera toma de contacto no hay que escatimar en tiempo, puesto que la información que la paciente transmite al profesional va a ser clave en todo lo que vaya sucediendo después.

A continuación, en la clínica se lleva a cabo un examen físico detallado y se toman las medidas necesarias. A este respecto, el doctor recalca: “la paciente debe exigir que la primera consulta sea con el cirujano que va a operarla, no con una persona del equipo de ventas o similar. Es imprescindible para que se establezca la relación de confianza médico-paciente y para que no se generen fallos en la comunicación”.

Las simulaciones, básicas para que la paciente se haga una idea real

Un médico en una consulta privada de Cataluña.
Las simulaciones previas darán a la paciente una idea de cómo podrían quedar sus implantes.
Alexandra Smith | MIQUEL TAVERNA

Una vez que el doctor tiene toda la información que precisa, se puede ir acotando la talla y las dimensiones y forma del implante. Y le llega el turno a las simulaciones.

"Una vez que las ideas se han puesto en común, a la paciente se le realizan pruebas con diferentes tamaños de implantes para ayudarla a visualizar los posibles resultados. Una vez se ha llevado a cabo esta fase, y teniendo en cuenta las preferencias de la paciente, el cirujano el tamaño y tipo de implante que mejor se adapta a su fisionomía y objetivos estéticos".

Es importante recordar que el objetivo del aumento de pecho es mejorar la apariencia y la confianza de la paciente, manteniendo siempre una armonía estética. Como destaca el doctor Cabrero, "la clave del éxito en una mamoplastia de aumento es la personalización del tratamiento. Cada mujer es diferente y el plan quirúrgico debe adaptarse a sus necesidades específicas, no hay verdades absolutas ni implantes que sirvan para todas".

A modo de conclusión, el doctor insiste en la importancia de preguntar, ahondar y considerar todas las opciones posibles antes de tomar una decisión final. La elección de un cirujano cualificado y con experiencia es crucial para conseguir resultados seguros y satisfactorios. Y también es relevante conocer la marca de prótesis que se utilizarán para el aumento de pecho, pues no todas son de la misma calidad.

¿Quieres recibir gratis todos los jueves en tu correo los mejores contenidos de salud y mujer? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento