Si tienes el testigo del motor encendido puede ser que no pases la ITV

El testigo MIL indica fallos en el motor.
El testigo MIL indica fallos en el motor.
MILANUNCIOS

Según los datos de AECA, hay un 45% de vehículos que circulan sin la ITV en regla. Además del peligro a la seguridad vial que esto supone, son varias las sanciones que acarrea esta situación irregular. Desde la ITV desfavorable hasta caducada o negativa, la cuantía de las multas puede alcanzar hasta los 500 euros. 

Las razones para suspender la Inspección Técnica y tener que solventar un problema mecánico para poder lucir el distintivo en el parabrisas son de diversa índole, aunque los más comunes son los problemas con las luces, el sistema de frenado, los neumáticos y la suspensión. Y ahora, tal y como ha comunicado la empresa encargada de los centros de Inspección Técnica de Vehículos de Andalucía, Veiasa, hay un nuevo fallo del vehículo que imposibilitará superar la ITV con un resultado favorable. 

Se trata del testigo MIL, que por sus siglas en inglés quiere decir Malfunction Indicator Light o Luz Indicativa de Fallo. Es un piloto que se ilumina en color amarillo, normalmente con la forma del motor, en el salpicadero, entre el cuentakilómetros, el indicador del combustible y otras informaciones relevantes para la conducción. 

Tal y como informa Veiasa, los coches anteriores al año 2008 no superarán la ITV con este testigo encendido al considerarse un fallo grave en la mecánica del motor, aunque es muy probable que este tipo de testigo impida que cualquier vehículo que no haya reparado la razón de su encendido consiga superar la ITV.

Pero, ¿por qué se diferencia entre los coches anteriores a este año y no los fabricados después? Porque según el Manual de Procedimientos que toma referencia Veiasa, "el indicador MIL se apaga tras el chequeo del sistema. Esta comprobación debe efectuarse únicamente a vehículos matriculados a partir del 1/1/2008", por lo que en los modelos anteriores no se realiza esta revisión. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento