Probamos el Peugeot 3008 Hybrid, un modelo que pone en jaque a los SUV compactos

  • La firma francesa ofrece con el Hybrid4 GT Pack un SUV de alto rendimiento, con etiqueta “Cero” y máximo equipamiento que nada tiene que envidiar a modelos de categoría superior.
Peugeot 3008 Hybrid4.
El Peugeot 3008 tiene una longitud de 4,4 metros y una imagen compacta y muy atractiva.
PEUGEOT

En los últimos meses del año pasado, Peugeot puso en liza la versión actualizada de su popular 3008, uno de los modelos más exitosos de la marca y uno de los más demandados del mercado entre los SUV de tamaño medio.

Si bien los cambios acometidos no fueron profundos en todo el coche, sí se hacen notar, sobre todo si nos fijamos en la nueva parrilla de efecto “difuminado” y en la forma de los faros LED, con los “colmillos” verticales que estrenó primero el Peugeot 508 y después el 208. La combinación gustará o no, pero a nuestro juicio da mucho “empaque” visual al coche, como también los elementos cromados en todo el conjunto y las ópticas traseras con efecto “3D”.

La conducción es más que convincente, con un comportamiento dinámico perfecto en cualquier condición, y con el plus que supone el contar con sistema de tracción total

Por dentro los cambios tampoco fueron revolucionarios, ya que la confianza en el i-cockpit por parte de Peugeot es total tras diez años ya de evolución. Lo cierto es que es cómodo y atractivo, con un volante pequeño y recortado muy manejable, pero con el pequeño “contra” de que si lo queremos poner en posición elevada nos tapa parte del cuadro de instrumentos.

El resto de coche, con sus 4,4 metros de longitud y una anchura importante, aporta bastante amplitud en todas las plazas, también detrás, aunque como estamos ante la versión híbrida el maletero se queda en 395 litros de capacidad frente a los 520 de las variantes térmicas.

Peugeot 3008 Hybrid4.
El i-Cockpit es una brillante solución para el puesto de conducción sobre el que la marca lleva ya trabajando diez años. El volante es pequeño y recortado, pero si se pone en una posición alta tapa ligeramente el cuadro de mandos.
PEUGEOT

Híbridos (enchufables) al poder

En este momento de transición hacia los coches cien por cien eléctricos, los híbridos enchufables creemos que son la opción más razonable y la que mejor respuesta puede dar a quienes quieran apostar por modelos de tecnología sostenible, pero hay que estudiar muy bien su uso porque tienen mayor precio de adquisición, aunque a la larga desde luego que puede salir muy rentable.

Este modelo híbrido es el más potente de los 3008 y con sus 300 caballos se posiciona en lo alto de la categoría de SUV generalistas de tamaño medio, aunque no está solo. El sistema de impulsión se compone de un excelente motor gasolina PureTech de 1,6 litros y 200 caballos en combinación con dos eléctricos, situados uno en cada eje, que en conjunto aportan nada menos que 300 CV y además configuran un avanzado sistema de tracción total, con las ventajas que ello conlleva. Las baterías, estratégicamente situadas bajo el piso para el mejor reparto de peso posible, tienen 13,2 kWh de capacidad y confieren a este 3008 Hybrid4 59 kilómetros de autonomía, además de la apreciada etiqueta “Cero” de la DGT.

Sobre el papel, todas estas características parecen extraordinarias y lo son, pero no todo es perfecto, porque se ve penalizado el peso del conjunto, que tiene que “arrastrar” algo más de 400 kilos que la versión gasolina del 3008.

Peugeot 3008 Hybrid4.
El efecto "degradado" de la parrilla frontal gustará o no, pero desde luego es distinta. Los LED con el diseño en forma de "colmillo" también son muy originales y una seña de identidad de los Peugeot de última generación.
PEUGEOT

En marcha

El Peugeot 3008 con el acabado GT Pack que hemos probado es el tope de gama y se nota en la calidad de los materiales, además de tener un buscado toque deportivo. También cuenta con dos interfaces digitales que proporcionan abundante información: el cuadro de mandos digital y el sistema de infoentretenimiento con pantalla de 10 pulgadas. Debajo de esta, y se agradece, hay varios botones que funcionan como accesos directos a los apartados más importantes, como los de los modos de conducción, climatización, navegación o el equipo de sonido. Gracias a ellos no hay que “bucear” en submenús y rápidamente controlamos lo que queremos.

El sistema híbrido funciona en modo eléctrico por defecto, y mediante un botón se puede elegir los otros disponibles, que son Hybrid, Sport y 4WD.

Peugeot 3008 Hybrid4.
El cuadro de instrumentos digital tiene varias formas de presentar la información, desde la más clásicas que vemos aquí hasta la mínima y necesaria. También puede mostrar el trayecto del navegador y el modo de visión nocturna.
PEUGEOT

Durante nuestra primera fase de prueba, con las baterías cargadas, aprovechamos la energía eléctrica al máximo y por zonas urbanas y algo de autovía recorrimos unos 50 kilómetros. Agotamos la energía eléctrica y el consumo estuvo de combustible estuvo en torno a los 3,5 litros, pero hay que decir que en reiteradas ocasiones comprobamos lo que dan de sí los contundentes 300 caballos del sistema híbrido, que realmente te dejan pegado al asiento.

Recuperación de energía

Después, en una segunda fase, ya en un recorrido más largo, comprobamos la capacidad de recuperación de energía, para lo que pusimos la palanca del cambio automático en posición “B” y activamos el sistema e-Save disponible. Y la sorpresa fue que en solo una hora, siempre con el motor funcionando con gasolina, recuperamos 16 km de energía eléctrica, lo que demuestra que si viajamos a una gran ciudad y queremos aprovechar allí el modo eléctrico, no hace falta recargar en un enchufe. Eso sí, en ese periplo el consumo de combustible fue superior a los 7 litros, que tampoco es demasiado teniendo en cuenta factores como las elevadas prestaciones y el peso de este 3008.

Peugeot 3008 Hybrid4.
Con solo pulsar este botón se puede pasar del modo eléctrico, que es el que funciona por defecto, al híbrido o al deportivo. 
PEUGEOT

En cuanto a la recarga de batería en una red doméstica, el proceso puede durar hasta 7 horas si es completa, reduciéndose a menos de dos horas en un punto de 7,4 kW. 

Pero es en este punto donde hay que hacer los cálculos. Si el recorrido diario es de unos 50 km, con la recarga eléctrica que se realiza por la noche, el consumo de gasolina en nuestro trayecto será mínimo o nulo –preservar la autonomía depende de la conducción y de factores como el uso de la climatización–, mientras que el de electricidad puede resultar muy económico si programamos la recarga en horas con tarifas reducidas. En todo caso, si se agota la energía, ahí está el motor de gasolina para darnos total tranquilidad y todavía muy buenas prestaciones.

Por lo demás, la conducción del 3008 Hybrid es más que convincente, con un comportamiento dinámico perfecto en cualquier condición y con el plus que supone el contar con sistema de tracción total con solo elegir la opción "4WD" en el selector de modos de conducción. También es muy disfrutable el modo “Sport”, que deja una respuesta muy viva y elevadas prestaciones.

Peugeot 3008 Hybrid4.
Estos botones bajo la pantalla del sistema multimedia son accesos directos "físicos" que evitan perderse en submenús en la interfaz digital. Son sin duda muy útiles.
PEUGEOT

El factor precio

El Peugeot 3008 Hybrid se puede adquirir a partir de 47.900 euros con el acabado Allure Pack, pero la versión probada GT Pack eleva la tarifa hasta los 52.500 euros. Es un nivel de precio bastante elevado, pero además de tecnología híbrida, que bien gestionada puede suponer mucho ahorro a la larga, tiene las ventajas fiscales y de movilidad de un coche de etiqueta “Cero”.

En equipamiento lo tiene prácticamente todo en cuanto a recursos de conectividad, confort y un enorme surtido de ayudas a la conducción, incluido elementos como el control de crucero adaptativo, reconocimiento extendido de señales y asistente de visión nocturna.

Su competencia más directa está en los modelos con los que comparte plataforma y mecánica del Grupo Stellantis, el Opel Grandland X, que tiene un precio de tarifa similar pero que ahora cuenta con importantes descuentos, y el DS 7 Crossback E-Tense, que es una propuesta más lujosa y cara que cuesta 57.000, en los dos casos hablando del tope de gama, como es el caso del 3008 Hybrid.

Peugeot 3008 Hybrid4.
La parte trasera destaca por el gran portón, que se puede abrir con un gesto con el pie en esta versión GT Pack, y las ópticas LED con efecto "3D".
PEUGEOT

FICHA TÉCNICA

Motor: Híbrido de gasolina.

Potencia (kW/CV): 221/300.

Cambio: Automático, 8 velocidades.

Largo (mm): 4.447.

Ancho (mm): 1.841.

Alto (mm): 1.624.

Maletero (litros): 395.

Velocidad máxima (km/h): 235.

De 0 a 100 km/h (seg.): 5,9.

Consumo medio (l/100 km): 1,3.

Emisiones CO2 (gr/km): 29.

Precio (euros): 52.500.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento