Mitos sobre el cinturón de seguridad que pueden poner en riesgo tu vida

El no utilizar el cinturón de seguridad es una de las principales causas de mortalidad en las carreteras.
El no utilizar el cinturón de seguridad es una de las principales causas de mortalidad en las carreteras.
Pixabay

El cinturón de seguridad es uno de los sistemas más efectivos para reducir la gravedad de las lesiones en caso de accidente de tráfico y reducir el riesgo de que el impacto tenga un resultado mortal. Según la OMS, esta reducción es del 50% y, sin embargo, los conductores siguen sin utilizar el cinturón correctamente. 

A esta mala costumbre hay que sumarle la cantidad de falsos mitos y excusas que sirven para justificar esta infracción que esta penada con 200 euros de multa y la pérdida de cuatro puntos en el carné de conducir. Esta falta de información y el desconocimiento sobre su eficacia, alerta la Dirección General de Tráfico, pueden aumentar las cifras de siniestralidad en carretera y ciudad al disuadir a los conductores del uso del cinturón de seguridad. Estos son algunos de los mitos que lo rodean:

  • Los pasajeros de atrás no lo necesitan. Dependiendo de la velocidad, una persona sentada en los asientos traseros puede llegar a provocar heridas letales en los ocupantes de los delanteros por la inercia. 
  • ​Hay gente que se salva por no llevarlo. Numerosos estudios certifican que solo en un caso de cada millón de accidentes se da esta situación. 
  • ​No me hace falta. Nunca se sabe cuando se puede sufrir un siniestro y no por culpa nuestra. 
  • ​Confío en los sistemas de seguridad de mi coche. Los ADAS y otros mecanismos incrementan la seguridad, pero no eliminan las probabilidades de sufrir un accidente. 
  • ​Mucha gente se salva porque sale despedida del coche. En el caso de no llevar el cinturón y salir despedido, las heridas serán muy graves con altas probabilidades. 
  • ​El cinturón no sirve para nada. Las pruebas de seguridad y test demuestran que el riesgo de fallecer se reduce a la mitad. 
  • ​En ciudad no es necesario. Solo a 40 kilómetros por hora un accidente frontal, sin el cinturón, puede ser letal.
  • ​No hace falta en recorridos cortos. No hay que confiarse, ya que la duración del trayecto no determina su seguridad. 
  • ​Me resulta incómodo. Con el cinturón bien abrochado y la postura adecuada, este sistema de retención es cómodo y apenas se nota. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento