¿Coges el coche esta Nochevieja? Consejos para no pasar miedo al volante

Nieve en una carretera vasca
Nieve en una carretera vasca.
EUROPA PRESS - Archivo

El periodo navideño es una época en la que, si bien este año difiere de otros, el volumen de tráfico aumenta en la carretera a causa de los viajes y desplazamientos para visitar familiares, volver a casa y celebrar las fiestas. Es lógico que, junto con los factores atmosféricos propios del invierno, un mayor número de vehículos en circulación aumente el peligro y las probabilidades de sufrir un accidente de tráfico. 

Este conjunto de circunstancias pueden causar un estado de nerviosismo e incluso miedo al volante en los conductores más inexpertos o más jóvenes. Las condiciones meteorológicas invernales suponen un verdadero reto para cualquiera, sobre todo en casos de lluvia o nieve extremas, y hay que ser capaz de reaccionar con rapidez y seguridad. 

Por ello, la Dirección General de Tráfico lanza varios consejos estacionales para conducir sin miedo y con seguridad, empezando por las tres recomendaciones clave para ser un conductor responsable en invierno: reducir la velocidad, evitar una conducción brusca y aumentar la distancia de seguridad. Este mantra es el que habrá que repetir ante cualquier inclemencia meteorológica. 

  • El mantenimiento del coche, al día.Frenos, ruedas, luces, líquido anticongelante y la batería son algunos elementos que hay que revisar antes de viajar. 
  • ​¿Qué llevo en el maletero?Acordarse de llevar una batería para el móvil o un cargador, linternas, alguna manta y otros objetos que nos puedan ser útiles si nos quedamos atrapados en medio de una nevada.
  • Que no se te olvide cómo quitar el vaho. Desempañar correctamente las ventanillas nos ayudará a mejorar todo lo posible la visibilidad al volante.
  • ​Ante la lluvia. Hay que ser consciente de que la visibilidad disminuye y la carretera es más resbaladiza. Cuidado con las hojas mojadas.
  • ​Ante la nieve. Lo mejor será apostar por neumáticos de invierno o cadenas.
  • Ante el hielo. Las placas de hielo son traicioneras y en caso de pasar por encima de una ellas, no hay que corregir la trayectoria hasta que el coche salga de su superficie. 
  • ​Ante el viento fuerte. Hay que agarrar el volante con seguridad, evitar movimiento bruscos y cuidar con los bultos que haya cargados fuera del maletero. 
  • ​Ante la niebla. En condiciones de pésima visibilidad es aconsejable parar y, si no, reducir al máximo la velocidad y fijarse en las líneas blancas de la calzada. 
  • ​Lo más importante en invierno. Las luces son un elemento indispensable, por lo que hay que refrescar los conocimientos para usarlas correctamente. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento