¿Llueve y vas en bici? Diez consejos para que tu trayecto sea seguro

La lluvia puede provocar situaciones de riesgo para los ciclistas y usuarios de VMP.
La lluvia puede provocar situaciones de riesgo para los ciclistas y usuarios de VMP.
PXHERE

La lluvia es un fenómeno meteorológico que siempre compromete la seguridad vial, ya que modifica el estado del firme de la calzada haciéndolo más resbaladizo e interfiere en la visibilidad. Además, dependiendo de la fuerza de la tormenta, puede incluso afectar al estado de ánimo del conductor provocando nervios e intranquilidad. 

Pero este tipo de precipitaciones no influye de igual manera en todos los tipos de conductor, ya que el modelo del vehículo en el que se viaje puede cambiar (y mucho) la percepción de la lluvia. Así, los usuarios de vehículos de movilidad personal y bicicletas están mucho más expuestos a los chaparrones que los conductores que disfrutan de una carrocería que les protege del agua. 

Además, las bicicletas y VMP son vehículos más vulnerables que los de motor, con o sin lluvia, por lo que sufren mucho más cualquier empeoramiento del clima. Por lo tanto, en caso de precipitaciones, estos usuarios deben extremar las precauciones y aumentar las medidas de seguridad. Algunos consejos para circular en bici o patinete durante los días lluviosos son:

  1. Planificar la ruta. Evitar zonas con tierra (que se convierte en barro), con una mayor formación de charcos... También las calles con mucho tráfico deben evitarse. 
  2. Lleva la ropa adecuada y reflectante. Un conjunto impermeable, un poncho para la lluvia, calzado adecuado... hay muchas opciones para elegir una vestimenta que nos ayude a circular más cómodos. No te olvides de incluir elementos y prendas reflectantes para ser visto.
  3. Revisa la bicicleta o el patinete. Si la bici o el patinete están en buen estado, responderán mejor ante un firme resbaladizo. Asegúrate de que los frenos están en perfecto estado.
  4. Pon especial atención a la cadena de la bici. En el caso de ir en bicicleta, la cadena tiene que estar siempre a punto. Usando un lubricante para clima húmedo te asegurarás de que así sea.
  5. Las luces. Aunque no sea de noche, no olvides de usar tus luces y llevarlas en buen estado. 
  6. Frena con tiempo. Hay que evitar frenar de golpe y prever una mayor distancia de frenado. 
  7. Atención en las curvas. Adecúa la velocidad en las curvas y frena con tiempo para tomarlas suavemente.
  8. Nunca olvides el uso del casco. Hay que utilizarlo siempre, pero con lluvia aumentan las probabilidades de caída por lo que es más necesario que nunca. 
  9. Esquiva los charcos. Pasar a toda velocidad sobre los charcos no es la mejor manera de circular. Hay que evitarlos o pasar por encima de ellos con mucho cuidado ya que pueden esconder una irregularidad en la calzada que nos haga caer. 
  10. Usa gafas. Utilizar unas lentes o unas gafas protectoras que eviten que el agua o algún residuo se meta en los ojos y comprometa nuestra visión. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento