Un Plan Moves III con 250.000 millones en ayudas, la nueva propuesta de ANFAC

Immagen de un coche eléctrico cargándose. Vehículo eléctrico. Recarga eléctrica. Recurso.
Immagen de un coche eléctrico cargándose. Vehículo eléctrico. Recarga eléctrica. Recurso.
SUMAUTO - Archivo

Las propuestas para reactivar el mercado de la automoción pasan por impulsar la electromovilidad y todos los factores que pueden convertirla en una realidad, como la creación de una red de puntos de recarga suficiente para abastecer a los vehículos eléctricos. 

Desde la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones han lanzado una serie de nuevas propuestas en línea con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, que prevé un aumento de la cuota de mercado de los eléctricos y de los puntos de carga para el 2023. 

De entre todas las proposiciones de ANFAC no deja de destacar la creación de un Plan Moves III con un presupuesto de 450 millones de euros en total, que se repartiría de la siguiente manera: 250 millones se destinarían a ayudas y subvenciones para la adquisición de vehículos de emisiones reducidas mientras que los 200 millones de euros restantes se invertirían en la creación de una red de infraestructuras que permita a los conductores apostar por la electromovilidad sin dudas o miedos. 

El impuesto de circulación

Para los fabricantes también puede suponer un problema la actualización del impuesto de circulación programada para el próximo 1 de enero de 2021 en línea con la nueva aplicación del ciclo WLTP de medición de emisiones. 

Esta nueva normativa técnica proporciona una base más precisa para calcular el consumo real de combustible de un vehículo que su antecesora NEDC. Por lo tanto, y pese a ser una norma de homologación técnica, desde ANFAC apuntan que los datos obtenidos con el ensayo WLTP impactarían directamente en el impuesto de matriculación, que se calcula en función de estas emisiones.

Por lo tanto, tal y como temen los fabricantes, el próximo 1 de enero el impuesto de circulación subiría de forma automática e incrementaría los precios de los vehículos vendidos a partir de esa fecha, lo que podría afectar a cerca del 50% del mercado total. 

Las marcas automovilísticas agrupadas en ANFAC entienden que “este ascenso de facto tendría un impacto muy negativo en un mercado que no consigue remontar el impacto del coronavirus”, explicó el presidente de la asociación José Vicente de Los Mozos. "La cuestión del WLTP ha de resolverse, como recoge expresamente el Plan de Impulso a la Cadena de Valor del Sector de la Automoción, con una reforma fiscal integral con criterios medioambientales para la automoción, tal y como se lo hemos propuesto y presentado al Gobierno en nuestro Plan de Automoción 2020-40”, recalcó el presidente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento