¿Sabías que los neumáticos reciclados contaminan la mitad que los nuevos?

Comprobar el desgaste de los neumáticos es fundamental para garantizar la seguridad.
Los neumáticos usados colaboran a proteger el medio ambiente.
Freepik

El mundo de los neumáticos reciclados es uno de los mejores ejemplos para hablar de la economía circular y sostenible. Las gomas usadas que ya no sirven para la conducción por su desgaste pueden ser recauchutadas para que disfruten de una segunda vida o pueden ser utilizadas como material para calzado, carreteras, mangueras... o incluso como fuente de energía. 

Por tanto, la vida útil de un neumático va más allá de las ruedas de un vehículo. Además, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, potenciar el uso de este tipo de gomas entre los conductores es una de las claves para conseguir cumplir con los objetivos de reducción de emisiones y contaminación marcados para el próximo 2030.  

Utilizar, pues, ruedas recauchutadas cumple a la perfección con las cuatro R (reciclar, renovar, reutilizar y recuperar) que contribuyen a la reducción de los niveles de contaminación. Y es que hay que tener en cuenta a la hora de apostar por unos neumáticos nuevos o reciclados que una rueda abandonada puede tardar en degradarse más de 1.000 años, según TNU (Tratamiento de Neumáticos Usados).

Los datos

Los datos que manejan desde TNU y desde InsaTurbo muestran el potencial de ahorro tanto energético como en emisiones de los neumáticos usados. En lo que se refiere a consumo de fuentes de energía, como el petróleo, la producción de nuevos neumáticos gasta alrededor de 23'5 kilos mientras que en el caso de los reciclados el gasto es de 13 kilos. 

En cuanto a las emisiones de CO2 relacionadas con su producción, las ruedas nuevas de un turismo suponen 63'5 kilogramos de emisiones mientras que en el caso de los reusables se emiten 30 kilos menos. Por último, en lo que se refiere al gasto de agua, producir unas gomas nuevas consume 1.961 litros de agua. Con las recicladas, el gasto de queda en 908 litros. 

Apostar por los neumáticos reciclados es un mecanismo para reducir emisiones y ahorrar energía. Además, su renovación y reutilización está regulada por normas específicas de la Comunidad Europea (Reglamento CEPE/ONU 108 y Reglamento CEPE/ONU 109) que aseguran la fiabilidad de estas ruedas y las homologan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento