¿Dudas si comprar un coche nuevo? Así puedes calcular si te sale rentable

El precio es el principal quebradero de cabeza para los que buscan coche.
Comprar un coche nuevo es una inversión a largo plazo.
Senivpetro / Freepik

La compra de un coche nuevo no es una decisión que pueda tomarse de manera precipitada. Más allá del precio final del modelo elegido, que de todas formas es un buen pellizco al bolsillo, hay que tener en cuenta que durante todo el tiempo que el vehículo nos acompañe habrá que pagar toda una serie de gastos derivados de uso. 

Por esta razón, antes de comprar un coche hay que saber si va a ser posible afrontar el coste mensual que supone utilizarlo. Para poder hacer una estimación de cuánto dinero al mes (o incluso al año) nos va a costar disfrutar de un vehículo particular, es tan sencillo como atender a ciertos factores de gasto.

Lo más habitual es calcular el coste a, mínimo, 10 años vista. La media de los coches que circulan a día de hoy en nuestro país es de 12 años, así que más o menos se ajusta a la realidad de cuánto queremos que nos dure el vehículo. Los cálculos se han hecho sobre un modelo con motor de combustible.

  1. El precio del seguro. Se puede estimar una media de gasto en unos 600 euros al año, aunque obviamente los precios de las pólizas pueden variar dependiendo de las necesidades de cobertura. En diez años habremos gastado, por lo tanto, 6.000 euros.
  2. Lavar el coche: Programando un lavado al mes a cinco euros cada lavado, el gasto se eleva hasta los 600 euros. Este gasto, por ejemplo, es evitable.
  3. Impuestos: se calculan unos 1.000 euros, aunque depende mucho de la ciudad y de los caballos fiscales del vehículo. Habrá que observar cada caso particular.
  4. ITV: si es un vehículo nuevo, serán 200 euros, ya que habrá que pasar la ITV cuatro veces a una media de 50 euros por inspección.
  5. Otros gastos: una plaza de garaje, gastos de aparcamiento, peajes... lo mejor es que cada uno haga su propia estimación. 

El último aspecto a tener en cuenta son las revisiones y el mantenimiento del coche. Este gasto depende mucho del tipo de uso que se le de al vehículo, ya que muchas de las sustituciones que deben hacerse dependen de la cantidad de kilómetros recorridos. 

La manera más fácil es hacer un cálculo general por año según los periodos de revisión que marque el fabricante, aunque los elementos que deben cambiarse con mayor asiduidad, como las escobillas o el aceite, son las revisiones más baratas (rondan entre los 60 y los 120 euros, dependiendo). 

En resumen, se podrían estimar unos 7.800 euros de gastos fijos al año a los que habría que sumar el coste del combustible y el gasto en reparaciones según los kilómetros, aunque seguro que mínimo se podrían añadir otros 200 euros al año en 'por si acasos'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento