Logo del sitio

Ventajas y desventajas del aire acondicionado portátil para el coche

Estos aires acondicionados se pueden instalar en vehículos que no dispongan de este tipo de climatizador.
Estos aires acondicionados se pueden instalar en vehículos que no dispongan de este tipo de climatizador.
©[New Africa studio] a través de Canva.com.

No disponer de aire acondicionado en el coche es una tragedia que se vive cada vez menos, ya que es raro que los modelos más nuevos no incluyan estos sistemas. Pero todavía puede darse el caso de que haya algunos automóviles antiguos que rueden sin climatizador y que, por lo tanto, usarlos en estas fechas sea toda una odisea. 

Una solución rápida y sencilla es apostar por un aire acondicionado portátil para el coche. Estos pequeños dispositivos se enchufan al vehículo (normalmente a través del conector del mechero) y se adquieren de manera muy sencilla a través de plataformas como Amazon

Existen dos grandes tipos de aires acondicionados portátiles para el coche: aquellos que funcionan como un ventilador y otros que asemejan más el funcionamiento del aire acondicionado del coche. 

Tipos de aire acondicionado portátil para el coche

Los primeros son mucho más baratos y prácticos: se conectan al vehículo y dan un flujo de aire continuo que puede refrescar al conductor pero que no bajará la temperatura del habitáculo. Suelen tener una potencia no mayor a 12 voltios y no afectan a la potencia del motor ni gastan combustible. 

El segundo tipo se encarga de humidificar el aire ya que suelen tener un rociador integrado (que hay que cargar de agua), por lo que tienen una capacidad mayor para enfriar el ambiente del habitáculo que los modelos anteriores y su tecnología suele ser mucho más avanzada. También, por ende, serán más costosos económicamente. 

Ventajas y desventajas del aire acondicionado portátil

La gran ventaja de optar por este tipo de aparatos es su precio, mucho menor que el de intentar instalar un sistema de aire acondicionado en el coche si este no dispone de él (además de que, en algunos coches más viejos, será tarea imposible). También hay que contar con que no afectan al consumo de combustible ni a la potencia del vehículo. 

Pero, como gran desventaja, habrá que tener en cuenta que no son verdaderos aires acondicionados ya que no toman el aire caliente del habitáculo ni lo transforman en frío: solamente los del segundo tipo expulsarán aire algo más fresco al ambiente gracias a la posibilidad de cargarlos con agua o incluso con hielo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento