Así debes usar las luces del coche en invierno si quieres evitar multas de 200 euros

La DGT recomienda comprobar que la iluminación del coche funciona perfectamente y no hay luces fundidas ni nada por el estilo.
La DGT recomienda comprobar que la iluminación del coche funciona perfectamente y no hay luces fundidas ni nada por el estilo.
Pixabay/ulleo

Durante los meses de invierno el sistema de alumbrado del vehículo es todavía más importante que de normal. Al haber menos horas de luz y, por lo tanto, circular con más probabilidad en momentos de baja visibilidad o de oscuridad hace aún más necesario que las luces del coche estén siempre a punto. 

Las multas de tráfico por no utilizar adecuadamente los sistemas de alumbrado del vehículo y las diferentes luces rondan los 200 euros, por eso es importante recordar en estas fechas cómo, cuándo y qué luces hay que usar para cada escenario que podamos encontrarnos en carretera. 

Por normal general, hay cuatro situaciones en las que es obligatorio circular con las luces de cruce (o las cortas) encendidas: entre el ocaso y la salida del sol, en túneles, en carriles reversibles y en condiciones de baja visibilidad. Esta última opción recoge escenarios invernales y otoñales como lluvias, niebla, nieve... Y, en cada uno de ellos, es necesario usar las luces de una manera u otra.

Qué luces usar cuando llueve, nieva o con niebla

Cuando llueve es obligatorio encender las luces cortas, siempre. Con lluvia intensa se pueden utilizar las antiniebla delanteras y las traseras solo se podrán conectar con lluvia muy fuerte e intensa. En caso de nieve, también es obligatorio encender las luces cortas, se podrá hacer uso de las antiniebla delanteras de manera opcional si nieva con algo más de intensidad y las traseras solo podrán conectarse si se trata de una nevada fuerte. En ninguno de estos casos es aconsejable activar las luces largas.

Si durante el viaje nos encontramos con un banco de niebla, deberemos conectar las luces de cruce y las antiniebla delanteras. Las traseras, como en los casos anteriores, solo se utilizan cuando la niebla es muy espesa, ya que son molestas para los conductores que nos siguen. Igualmente, queda desaconsejado el uso de luces largas. 

Qué multas me pueden poner por usar mal las luces

Hay varias multas de tráfico relacionadas con un mal uso del alumbrado del vehículo. Por ejemplo, llenar el depósito con las luces encendidas conlleva una sanción de 80 euros y olvidarse de conectar los intermitentes puede alcanzar los 200 euros. 

En lo que se refiere a la mala utilización de las luces durante estos casos antes descritos, es sancionable el mal uso o la utilización excesiva de los faros antiniebla (hasta 200 euros de multa), hacer ráfagas o abusar de las luces largas (80 euros) y utilizar mal las luces de cruce o cortas (otros 200 euros) o, en general, llevar las luces apagadas. 

Igualmente, llevar fundida la luz de la matrícula trasera o llevar una bombilla rota son dos infracciones ambas sancionables con 200 euros de multa, la primera porque es obligatorio llevar siempre la matrícula en condiciones de legibilidad y, la segunda, porque el reglamento especifica que hay que llevar siempre en buen estado el sistema de alumbrado. De todas formas, no llevar repuestos y bombillas en el vehículo ya no es sancionable como sí lo era antes.

Revisar el vehículo antes de salir de viaje, comprobar que todas las bombillas funcionan a la perfección y recordar cómo y cuándo usar las luces no es solo una manera de evitar multas: también nos ayudará a conducir con seguridad y evitar accidentes durante los viajes por Navidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento