Por qué se avería la bomba de agua del coche y cuánto cuesta cambiarla

La potencia del motor puede ofrecerse en kilovatios (kW), caballos de vapor (CV) o caballos de fuerza (HP).
La bomba de agua forma parte del sistema de refrigeración del coche.
Freepik

Que el sistema de refrigeración del coche funcione en perfectas condiciones es imperativo, ya que su labor consiste en que la mecánica del vehículo mantenga una temperatura constante evitando, así, sobrecalentamientos que afecten a la vida útil y al trabajo del motor. Uno de los elementos que forman todo el conjunto de refrigeración es la bomba de agua.

La bomba de agua es una pieza importante para el correcto funcionamiento del motor, por lo que hay que prestar siempre atención a su comportamiento en previsión de detectar averías o fallos que puedan repercutir negativamente en el resto de la mecánica del vehículo. Dependiendo de la avería, el motor puede llegar a calentarse y dejar de funcionar, por lo que es determinante mantener la bomba en perfecto estado. 

La avería más común de la bomba del agua son las pérdidas de líquido refrigerante provocadas por un desgaste o un mal mantenimiento. Por ejemplo, si en vez de utilizar el líquido indicado por el fabricante y se rellena el depósito con agua, esta puede corroer los materiales del circuito de la bomba provocando fugas, tal y como explican desde el RACE.

Para detectar averías en esta pieza lo primero es siempre fijarse en el cuadro de mandos del coche. Si el testigo de la bomba se ilumina, lo mejor será llevar el vehículo al taller para que le echen un vistazo. Otro síntoma son las fugas de líquido refrigerante y los ruidos en el interior del coche en el caso de que las paletas o empaquetaduras de la bomba estén demasiado deterioradas. 

Sustituir la bomba del agua tiene un coste variable dependiendo de dónde esté localizada. Los técnicos del RACE explican que se puede encontrar en la distribución o por la parte exterior y en este segundo caso será más accesible, por lo que abaratará la factura. La pieza en sí cuesta alrededor de 130 euros pero si está ubicada en la distribución también es aconsejable cambiar este elemento, por lo que el precio de la reparación puede llegar a alcanzar los 400 euros con la mano de obra incluida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento