Logo del sitio

Las 12 piezas para el coche que nunca deberías comprar en un desguace

La DGT va a empezar a controlar más de cerca las bajas temporales y las verdaderas intenciones de uso.
Los recambios de segunda mano son más económicos.
Daniel Lobo

Buscar recambios de segunda mano para nuestro coche es un gesto que nos puede permitir ahorrar cientos de euros en piezas nuevas. Sin embargo, hay ciertos repuestos que es mejor comprar nuevos, ya que ciertos elementos del coche sufren mucho el desgaste y es mejor no correr riesgo colocando unos ya usados. Desde Ro-Des aconsejan comprar nuevas doce piezas

Amortiguadores

Los amortiguadores forman parte del sistema de seguridad activa del vehículo y protegen a sus ocupantes y al propio vehículo frente a impactos, golpes y/o vibraciones, por lo que lo más aconsejable es comprarlos siempre nuevos. Además, empiezan a perder su eficacia con 30.000 kilómetros. 

Embrague

El embrague es un elemento que tiende a romperse por el mal uso o las malas costumbres del conductor. Es imposible saber cómo conducía el anterior propietario del embrague que compramos en un desguace, por lo que es mejor apostar por modelos nuevos. 

Volante motor

Cabe revisar el estado del volante motor o bimasa cuando se sustituye el embrague para determinar si también es necesario cambiarlo debido a su desgaste. Esta pieza, por las mismas razones que el embrague, es mejor comprarla nueva. 

Discos de freno

El deterioro de los discos de freno está provocado por el uso y cuidado que se le aplique al conjunto del sistema de frenado, pudiendo presentar desgaste antes de tiempo y afectar así a la eficacia. Al estar relacionados con la seguridad del vehículo, siempre es mejor comprarlos nuevos.

Pastillas de freno

Son un elemento esencial del sistema de frenado del automóvil ya que proporcionan la fricción necesaria para que el vehículo se detenga. Por tanto, también forman parte de los sistemas de seguridad activa del vehículo, cayendo así por su propio peso que deben adquirirse a estrenar.

Neumáticos

Es recomendable adquirirlos siempre nuevos ya que pese a que tengan un dibujo con más de 1,6 milímetros de profundidad, podrían estar caducados o cristalizados.

Rodamientos o cojinetes

Los rodamientos permiten la rotación y el guiado de las ruedas en un vehículo y si están defectuosos, podrían romperse haciendo caer el cubo que sujeta la rueda.

Correa de distribución

Es un elemento esencial del motor (que provoca una de las averías más caras). Tiene una vida útil limitada y propensa al desgaste. La dificultad para determinar sus kilómetros de uso al ser de segunda mano hace más fiable apostar por comprarla nueva. 

Bomba del agua

La bomba de agua forma parte del sistema de refrigeración y es la encargada de transportar el calor sobrante del motor al exterior. Debido al reducido coste de este elemento y a su importancia dentro del sistema de refrigeración del motor, se aconseja siempre instalar una bomba de agua nueva y no una procedente de desguace.

Escobillas del limpiaparabrisas

Se trata de un recambio muy económico por lo que no merece la pena comprarlo en el desguace. Además, la eficacia de unas escobillas de segunda mano puede verse bastante reducida en comparación con unas nuevas. 

Termostato del coche

El termostato es un elemento fundamental del sistema de refrigeración del motor. El coste de un termostato nuevo suele situarse en torno a los 40 euros y debido a la importancia de este elemento en el sistema de refrigeración del vehículo es aconsejable a la hora de cambiar la pieza optar por un termostato nuevo.

Batería

Las baterías tienen una vida útil de aproximadamente cinco años, por lo que lo mejor es comprarlas nuevas al no saber cuánto tiempo han estado en uso en el anterior vehículo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento