Guía para la circulación segura en VMP, ¿qué dice la legislación en otros países de Europa?

Dos personas utilizando un patinete eléctrico en Madrid.
Dos personas utilizando un patinete eléctrico en Madrid.
Andrea Martín Sánchez

Los vehículos de movilidad personal, entre los que destacan los patinetes eléctricos en todas sus versiones bien sean de propiedad o de alquiler por minutos, son un nuevo colectivo entre el tráfico que se ha ido regulando, como quien dice, a trompicones y al que todavía se tienen que acostumbrar el resto de vehículos que circulan por la ciudad. 

Aunque las guías y directrices de uso de se pueden asemejar a las de las bicicletas (con pedaleo asistido y sin él), los VMP tienen ciertas características que exigen toda una regulación propia. La Dirección General de Tráfico se vio obligada a redactar a principios de este año una norma para unificar las diferentes normativas municipales que habían ido surgiendo con el paso del tiempo. Los aspectos a destacar y que cambiaron la circulación de los VMP en enero son:

  • Tienen estatus de vehículos. Los patinetes y VMP están obligados a cumplir las normas de circulación, como hacen los coches o las motos (alcohol, drogas, etc.). 
  • ​Prohibida la circulación por la acera. También tendrán prohibida la circulación en vías interurbanas, travesías, autopistas, autovías o túneles urbanos.
  • ​Velocidad máxima y mínima. Tendrán que circular entre 6 y 25 kilómetros por hora.
  • Con certificado. Los VMP o vehículos de movilidad personal van a necesitar un certificado de circulación para acreditar que cumplen con los requisitos técnicos que se incluirán en el manual de características, que próximamente recogerá una resolución de la Dirección General de Tráfico. 

Además de cumplir estas condiciones, los usuarios de VMP y bicicleta deberán tener en cuenta dos lemas para circular con seguridad: ser visibles y ser previsibles. Así lo explican desde la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal y dan las siguientes claves para cumplir con estas afirmaciones.

Ser visible:

  • Circular siempre por el centro del carril, aunque la lógica nos diga lo contrario. Así, todos los vehículos independientemente de su trayectoria podrán vernos. 
  • ​Ir siempre bien iluminado. Con luces adecuadas y prendas reflectantes. 
  • ​Alejarse de vehículos pesados y grandes para evitar los ángulos muertos. 

Ser predecible:

  • Hay que señalizar siempre las maniobras. Tienes una guía con las maniobras básicas aquí.
  • Al cumplir las normas de tráfico se es previsible (parar en los semáforos, no circular en dirección contraria, no hacer giros prohibidos...).

Accidentes y multas más comunes

Los accidentes a bordo de un VMP pueden tener como resultado graves lesiones craneoencefálicas para el conductor y para el peatón implicado en la colisión. En el caso de que el choque se produzca con un vehículo a motor, las consecuencias del accidente puede ser mortales para el usuario de VMP. Según la AUVMP, los siniestros más habituales entre este colectivo son:

  • Alcance cuando el vehículo a motor gira y se incorpora, por no ver al VMP.
  • ​Impacto lateral. 
  • ​Al abrir la puerta del coche, golpear al VMP.
  • ​Colisión por no mantener la distancia lateral de seguridad. 
  • ​Alcance por detrás (el más infrecuente de todos pero el más temido).

Las multas más habituales están relacionadas con el alcohol o con la conducción temeraria, aunque también se pueden recibir sanciones de hasta 200 euros por aparcar mal el patinete dependiendo de la normativa municipal. Algunas de las cantidades de estas las multas de tráfico son:

  • Circular por la acera. Las aceras están destinadas a los peatones. La multa es de 200 euros.
  • ​Alcohol y drogas. Si se circula con un patinete eléctrico bajo los efectos de estas sustancias, la sanción puede alcanzar los 1.000 euros.
  • ​Usar el teléfono móvil. La sanción es de 200 euros.
  • ​Circular con un acompañante. Cuando vayan dos personas montadas en el mismo patinete la multa puede ser de hasta 100 euros.
  • ​Usar auriculares. Castigado con 200 euros de multa.
  • ​Conducir de noche sin luces o prendas reflectantes. Esta infracción del Reglamento General de Circulación está sancionada con 200 euros.

¿Qué dicen en el resto de Europa?

La normativa a nivel europeo es desigual al respecto del uso del patinete eléctrico, aunque sí se coincide en algunos puntos fundamentales como la prohibición de circular con los VMP por la acera o la obligación de llevar luces, ropa reflectante y timbre. En el tema de las edades de uso, el casco o la necesidad de contratar un seguro de responsabilidad civil, hay sin embargo ciertas discrepancias. En el siguiente gráfico se puede apreciar una comparativa de las normas imperantes en ciertos países europeos. 

Comparativa de diferentes legislaciones europeas.
Comparativa de diferentes legislaciones europeas.
Carlos Gámez

Ante los últimos incidentes ocurridos este mes, en España ha comenzado a plantearse la necesidad de que los usuarios estén cubiertos con un seguro a terceros y la obligatoriedad de circular con casco, ahora regulado de manera municipal.

Otro aspecto en el que coinciden casi todas las regiones europeas es la velocidad máxima de circulación de estos vehículos, que se fija entre 25 y 30 kilómetros por hora, mientras que el certificado de las características del vehículo solo se exige en España (aunque todavía no es obligatorio), Alemania, Dinamarca y Suecia. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento