Logo del sitio

¿Cómo son los microchips que montan los automóviles?

  • La falta de estos componentes está afectando seriamente a la producción de vehículos.
Los nuevos sistemas de infoentretenimiento o los de ayuda a la conducción hacen que cada vez se tengan que usar más microchips y semiconductores.
Los nuevos sistemas de infoentretenimiento o los de ayuda a la conducción hacen que cada vez se tengan que usar más microchips y semiconductores.
KIA

Si las ventas de automóviles nuevos sigue sin repuntar, en gran parte por los efectos de la pandemia, ahora hay que sumar un nuevo problema como es la crisis de los microchips y los semiconductores que montan los coches actuales.

Esto se ha traducido en paradas temporales en las cadenas de montaje que afectan a casi todas las fábricas como ocurre con las que operan en nuestro país. Esta semana, por ejemplo, el grupo Stellantis ha detenido la producción en sus factorías en Figueruelas y en Vigo, en principio hasta primeros del mes que viene. Seat, en Martorell, Volkswagen, en Navarra, o Mercedes-Benz, en Vitoria, también se han visto obligadas a parar algunos días la fabricación.

Fuentes del sector apuntan que esta crisis tiene visos de continuar hasta bien entrado el 2022 con todos los efectos negativos que conlleva esta situación tan delicada tanto en lo que concierne a la producción como a la venta.

¿Qué sistemas controlan?

Los chips o microchips, también conocidos como circuitos integrados, son estructuras pequeñas que están hechas a partir de un material semiconductor. Estos tienen algunos milímetros de dimensión y albergan circuitos electrónicos que hacen posible el trabajo de cualquier dispositivo electrónico instalado en un automóvil.

En los coches de última generación se montan una media de 10 microchips según las estimaciones de Bosch, uno de los fabricantes líderes de este sector y que, entre otros, gobiernan el buen funcionamiento de los sistemas de seguridad, el infoentretenimiento o los frenos.

Como curiosidad destacaríamos que sin estos componentes no existirían los modelos electrificados, ya que regulan la unidad eléctrica y que la batería se use del modo más eficiente posible. Además del crecimiento de la electrificación, la demanda continua y creciente en la instalación de nuevos sistemas de ayuda a la conducción obliga a que los automóviles incluyan cada vez más semiconductores. Igualmente resaltar que un coche del tipo medio incluye microchips por un valor de aproximadamente 400 euros. Esta cantidad se va hasta los 490 euros si nos fijamos en un modelo eléctrico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento