Logo del sitio

Las ventajas de los scooter eléctricos: del ahorro al tráfico seguro

.
Scooter eléctrico de la marca NIU.
Bravo

El modo de desplazarse en la ciudad ha cambiado. Más allá de los nuevos protagonistas del tráfico urbano, como los patinetes o las bicis eléctricas, el resto de vehículos comienzan poco a poco a electrificarse para mejorar la calidad del aire, reducir la contaminación acústica y, por qué no, favorecer el bolsillo de los conductores. 

Un gran actor dentro de este cambio es el scooter. Vehículo urbano per se, con grandes admiradores a su favor, lleva ya un tiempo reinventándose y ofreciendo versiones eléctricas que cuentan con grandes ventajas, además de poder disfrutar de descuentos y ayudas a su compra. 

Los scooter eléctricos han aprovechado de las ventajas de este tipo de vehículos añadiendo más ítems a la lista, lo que favorece su crecimiento en el mercado de manera paralela al de las motos convencionales. Las ventas de scooters eléctricos a empresas y particulares han pasado de 1.614 unidades en 2017 a 5.322 en 2020. Esto significa un crecimiento del mercado del 229% en cuatro años. Incluso en 2020, este mercado ha crecido un 30% respecto a 2019. 

Las ventajas

Según NIU, la empresa de moto eléctrica con una experiencia de 3 años en el mercado español y encargada, entre otros servicios, de proveer los scooters de Ecooltra, hay una lista de ventajas al apostar por las motos eléctricas:

  • Mejoran la calidad del aire al no generar emisiones contaminantes.
  • No producen contaminación acústica.
  • Aunque disponen de una buena aceleración, su velocidad máxima está más alineada con los nuevos límites impuestos en las ciudades, y fomentan un tráfico más sosegado y seguro.
  • No tienen restricciones de movilidad, acceso a centros urbanos o episodios de alta contaminación.
  • Transmiten una imagen de sostenibilidad y compromiso con la ciudad y el medioambiente.
  • Tienen un mantenimiento y tiempo de inmovilización del vehículo muy reducido.

En lo que se refiere al ahorro económico, haciendo los cálculos con uno de sus modelos como ejemplo, los conductores pueden llegar a salvar unos 500 euros anuales en comparación con un homólogo de combustión. Confrontando ambos modelos, un scooter de combustión un gasto de combustible medio de 3,40 euros cada 100 kilómetros y uno eléctrico, 0,45 euros. Hay que añadir un mantenimiento más básico y económico: el cuidado de un scooter NIU para 50.000 kilómetros tiene un coste estimado de 1.000 euros, frente a los 2.800 euros de un scooter de combustión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento