¿Quieres un híbrido enchufable y te gustan los Volkswagen? Tienes 9 opciones a elegir

  • La gama PHEV con etiqueta “Cero” de Volkswagen va desde el compacto Golf hasta el colosal Touareg, pasando por el SUV Tiguan y las berlinas Passat y Arteon.
La gama híbrida enchufable de Volkswagen ofrece soluciones para cualquier necesidad.
La gama híbrida enchufable de Volkswagen ofrece soluciones para cualquier necesidad.
VOLKSWAGEN

Volkswagen fue la primera marca automovilística de ámbito general en comprometerse con el Acuerdo de París de 2015 sobre cambio climático, y su premisa de emisiones cero para 2050 está “condicionando” su estrategia de presente y de futuro, la que ha denominado “Way to zero” (“Camino al cero”) y para la que ha previsto una inversión de 14.000 millones hasta 2025 como primer paso.

La electrificación, por tanto, es el propósito principal de Volkswagen, y la está llevando por dos caminos: con modelos cien por cien eléctricos, caso de los ID.3 o ID.4 (y los que están por llegar), y por supuesto los híbridos, ya sean con microhibridación (eTSI) o enchufables (eHybrid).

Precisamente en este artículo nos centramos en la gama eHybrid, una de las más densas del mercado, con hasta nueve opciones sumando versiones y carrocerías de cinco modelos: el compacto Golf (que se desdobla con la prestacional versión GTE), la clásica berlina media Passat GTE (también con carrocería Variant o familiar), el SUV de tamaño medio Tiguan, el elegante Arteon (junto a su homólogo familiar Shooting Brake), y el buque insignia de la marca, el Touareg (con la versión deportiva R coronando la gama). Todos con el sello de garantía, tecnología y calidad de Volkswagen.

La mejor transición

¿Por qué nos detenemos precisamente en esta gama? Si bien los coches eléctricos son ya cosa del presente, el segmento de los híbridos enchufables está en crecimiento y son un excelente paso intermedio mientras la infraestructura pública, que a todas luces es aún insuficiente, va creciendo poco a poco.

Además, según los estudios que maneja Volkswagen, el 99% de los desplazamientos diarios de una persona (en Alemania) está por debajo de los 100 km diarios, y el 95% no recorre más de 50, de modo que un modelo híbrido enchufable puede actuar como “coche eléctrico” en el día a día, con las mismas ventajas fiscales y de movilidad que aporta la etiqueta “Cero” que los cien por cien eléctricos, pero con el añadido de más largas autonomías totales gracias al motor de combustión que incorpora.

Porque la fórmula es la misma: un propulsor gasolina 1.4 TSI de 150 o 156 caballos en el Golf, Passat, Arteon y Tiguan, apoyados por otro eléctrico de 80 o 85 kW (109 o 116 caballos) para dar potencias finales entre 204 y 245 caballos. En el caso del Touareg, el motor térmico es un 6 cilindros con 3 litros de cubicaje y 340 caballos combinado con uno eléctrico de 100 kW (136 CV) que llega a unos impresionantes 462 CV finales en el caso de la variante Touareg.

Y como hemos podido comprobar en una toma de contacto con los modelos eHybrid de Volkswagen, todos cumplen, y en algunos casos superan, las autonomías medias homologadas para el modo eléctrico, que van de los 48 km en el caso del Touareg hasta los 71 km del Golf. Todo, eso sí, dependiendo del tipo de conducción y la orografía del terreno.

Toma de carga Volkswagen Golf.
El tiempo para la recarga eléctrica depende del punto y el cable elegido, pero basta un enchufe doméstico para que se cargue de noche y esté listo cada día.
VOLKSWAGEN

Conducción adaptada

Los modelos eHybrid de Volkswagen cuentan con perfiles de conducción que permiten gestionar el sistema híbrido y aumentar su eficiencia. El E-mode, por ejemplo, prioriza el funcionamiento eléctrico siempre que la batería tenga carga, ofreciendo una conducción limpia y ecológica ideal, fundamentalmente, para circular por zonas urbanas.

Si queremos lo mejor de los “dos mundos”, térmico y eléctrico, la función eHybrid analiza la conducción y gestiona automáticamente el sistema para obtener la mayor eficiencia, mientras que el modo GTE sirve para que los dos motores se combinen para dar las mayores prestaciones posibles.

Junto a estos modos, existe la posiblidad de configurar el coche para reservar energía o recargarla con la propia dinámica del coche, de modo que si viajamos y sabemos que nuestro destino es una ciudad podemos utilizar la energía eléctrica donde es más conveniente. Y es que no hay que olvidar que, además de ser una tecnología sostenible, la electrificación sirve para ahorrar, ya que mientras funcionan el propulsor eléctrico y la batería, el motor térmico gasta y sufre menos.

Por último, en cuanto al proceso de recarga, depende del cable y el punto donde se conecte, pero en un enchufe convencional la carga se puede completar perfectamente durante la noche aprovechando las tarifas más económicas de la luz. En este sentido, Volkswagen está ofreciendo ayudas de 1.000 euros para instalar en casa puntos de recarga, lo que se une a potentes campañas y las ayudas del plan Moves III, todo lo cual hace que sea un momento magnífico para adentrarse en el mundo de los híbridos enchufables, a los que se puede acceder desde los 33.200 euros del mítico Golf.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento